La joven de Irún confiesa ser la responsable de su propia agresión

Apareció atada de pies y manos con bridas de plástico y amordazada con cinta americana, inconsciente, en un talud

ATLAS

Las incógnitas que rodean a este misterioso caso de la joven que apareció maniatada y amordazada en Irún parece que se van aclarando. La principal hipótesis es que la única responsable de lo sucedido es la propia joven, de 24 años, ya que no acusó a nadie de los hechos cuando los agentes le tomaron declaración.

Sin embargo, habría reconocido, aunque presionada por su familia, que ella misma fue la que se ató de pies y manos con unas bridas, se amordazó y se tiró por el terraplén tras haber ingerido una gran cantidad de medicamentos, lo que la hizo quedar inconsciente.

Aún no se saben los motivos que le llevaron a autolesionarse y la Ertzaintza continúa investigando el caso, quieren saber si la joven estuvo con alguien durante las horas previas o le ocurrió algo que la incitara a arrojarse por el talud.

Fotos