Interceptado en el Puerto de Alicante un envío de casi 20.000 joyas falsificadas

Algunas de las joyas interceptadas. /
Algunas de las joyas interceptadas.

El envío, procedente de China, se encontraba en tránsito en Alicante, con destino final Argelia

COLPISAMadrid

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han detectado, en el Puerto de Alicante, un envío procedente de China, con destino final Argelia, de casi 20.000 piezas de joyería presuntamente falsificada. La venta de esta mercancía ilegal habría supuesto, a las diferentes marcas afectadas, pérdidas millonarias.

El envío estaba formado por un total de 31 bultos y llegó durante el mes de junio al Aeropuerto de Alicante-Elche, proveniente de China. Fue trasladado en régimen de tránsito aduanero hasta instalaciones de depósito temporal, en el recinto portuario de Alicante para, desde allí, embarcar a Argelia, su destino final, vía marítima. Este envío era gestionado, ante las autoridades aduaneras españolas, por un intermediario entre ambas empresas, la remitente china y la receptora argelina, en este caso una empresa española, con sede en La Coruña.

El transcurso de un plazo más dilatado de lo normal para ultimar la operación mediante su despacho aduanero de exportación a Argelia, provocó las sospechas de los agentes, confirmadas finalmente por el mediador español, quien seguía esperando instrucciones del destinatario. En el ejercicio de sus funciones de Resguardo aduanero, se procedió al control e inspección de la expedición pendiente de despacho. Los agentes encontraron en el interior de las cajas piezas de legítima procedencia, pero, debajo de esta primera mercancía, hallaron también numerosas bolsas y paquetes que contenían miles de piezas de joyería, aparentemente falsas, de prestigiosas marcas internacionalmente conocidas de joyería y artículos de lujo.

Perjuicio de millones de euros

Tras una minuciosa catalogación de los artículos, 19.736 en total, éstos se agruparon según la marca a la que falsificaban, para ponerse en contacto con las diferentes multinacionales afectadas y que éstas realizasen una valoración estimada de la cantidad a la que ascendía el valor de la mercancía interceptada. Esta valoración aún está por determinar, debido a la gran cantidad de piezas encontradas en Alicante, aunque se estima que el perjuicio causado a las diferentes marcas podría ascender a millones de euros, ya que, por ejemplo, uno de los modelos falsificados de pulseras de Cartier, un brazalete de diamantes de una de sus colecciones, alcanza en el mercado los 9.800 euros, otro los 4.000.

La mercancía ha quedado intervenida en el depósito Aduanero del Puerto de Alicante, a disposición del Jefe de la Dependencia de Aduanas e Impuestios Especiales de la Agencia Tributaria y a la espera de recibir la peritación de las diversas marcas afectadas. La investigación continúa abierta para finalizar con la localización del receptor del envío, un empresario que ya está totalmente identificado y ubicado en Argelia.

Fotos