Hallan los cadáveres de un matrimonio británico en un piso de Málaga

Empleados de la funeraria judicial retiran uno de los cuerpos. / SUR

Un hijo de la pareja que reside en Inglaterra contactó con una vecina preocupado por los días que llevaba sin tener noticias de sus padres

JUAN CANOMálaga

La Guardia Civil investiga las muertes de un matrimonio británico cuyos cadáveres fueron encontrados ayer en el interior de su domicilio en Manilva. El hombre tenía 71 años y la mujer, 80. Por el momento, no se descarta ninguna hipótesis sobre la causa del fallecimiento ni las circunstancias que rodearon el suceso, según ha podido confirmar SUR.

El hallazgo se produjo poco antes de las cuatro de la tarde en un piso situado en el número 3 de la avenida de la Paz, a muy pocos metros del cuartel de la Guardia Civil en el núcleo poblacional de Sabinillas. Un hijo de la pareja que reside en Inglaterra se puso en contacto con una vecina de sus padres, ya que llevaba varios días sin tener noticias de ellos y estaba muy preocupado.

Al entrar en la vivienda, agentes de la Guardia Civil encontraron los cadáveres de ambos en dos habitaciones diferentes. Los cuerpos se hallaban en avanzado estado de descomposición, por lo que se presume que murieron hace al menos 15 días.

La mujer, de 80 años, yacía en el suelo del dormitorio, boca abajo, vestida con ropa de calle

El cadáver de la mujer fue localizado en el interior del domitorio, tumbado boca abajo en el suelo. Al parecer, estaba vestida con ropa de calle. El cuerpo de su marido fue hallado en el salón, boca arriba, y parcialmente desnudo, según informaron las distintas fuentes consultadas.

Durante la inspección ocular, que se demoró durante más de tres horas, no se encontraron signos evidentes de violencia ni indicios que expliquen por sí solos las causas de sus muertes, ya que los dos cadáveres estaban muy deteriorados por el efecto del calor y el tiempo transcurrido desde que se produjo el óbito. Según las primeras pesquisas, se calcula que habrían fallecido hace más de 10 días.

La vivienda en la que residía el matrimonio estaba cerrada desde dentro, lo que inicialmente descartía la implicación de terceras personas, aunque los investigadores de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil mantienen abiertas todas las hipótesis hasta que se obtengan los resultados definitivos del examen forense. Los agentes confían en que la autopsia, que se realizará hoy mismo en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, aclare cómo murió la pareja.

Fotos