El Senado fija las bases para un cara a cara entre Puigdemont y el Gobierno

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, junto al vicepresidente, Pedro Sanz, y el vicepresidente segundo, Joan Lerma. / Ballesteros (Efe)

La mesa de la comisión para el estudio del 155 determina que Puigdemont puede comparecer en este marco el jueves a partir de las 17.00 horas | El presidente de la Cámara alta mantiene aun así su ofrecimiento por si el máximo dirigente catalán prefiere acudir el viernes al pleno

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

“El Senado no puede ser más flexible”. Con esa convicción ha comparecido ante los medios el vicepresidente de la Cámara alta. Según Pedro Sanz, decida acudir a la comisión que estudia el 155 o al pleno, Carles Puigdemont tendrá la posibilidad de mantener esta semana un cara a cara con el Gobierno. Fuentes parlamentarias apuntan, además, que podría ser el propio Mariano Rajoy el que diera la réplica al presidente catalán.

Son, por lo tanto, dos las opciones que tiene el máximo dirigente de la Generalitat. O bien formula su alegato en la comisión conjunta que va a debatir las medidas que propone el Gobierno para intervenir la autonomía catalana o bien comparece en el pleno final del próximo viernes. Si lo hace en comisión, tendrá que ser el jueves a partir de las cinco de la tarde como establece el reglamento y como ha determinado la mesa de este órgano parlamentario en su reunión de mediodía.

Más información

Aunque el PDeCAT valoraba que Puigdemont pudiera manifestar sus argumentos antes del jueves a las 17.oo horas, los senadores del PP con sus votos han descartado esa opción. El PSOE no veía inconveniente a la propuesta del partido nacionalista, pero fuentes populares creen que no procede que el Senado cambie más sus normas para adaptarse a la estrategia del presidente catalán.

Sanz concede una gran relevancia a que Puigdemont acepte intervenir en el Senado. En primer lugar, porque eso supone entrar en el juego parlamentario, pero también porque, siendo así, significa que tendrá que asumir el “resultado final”. Es decir, la aprobación, en su caso, de las medidas al amparo del 155.

La tramitación continuará ahora adelante. Y en caso de que en los próximos días se produzca “algún elemento nuevo”, ya sea una declaración de independencia o una convocatoria electoral, el vicepresidente del Senado cree que entonces le tocará al Ejecutivo decidir qué hacer con la aplicación del 155 una vez la Cámara alta se haya manifestado.

Fotos