Segundo día sin circulación de trenes en Murcia por destrozos en las vías

Protestas vecinales en Murcia. / Efe | Atlas

La Fiscalía solicita informes sobre los altercados y daños en las vías | Adif avisa de que la «situación está al límite» e intenta evitar que la constructora abandone

MANUEL BUITRAGO

El tráfico ferroviario que conecta la capital murciana con Alicante, Cartagena, Madrid y Barcelona continúa hoy suspendido, por segundo día consecutivo, por los daños en el tendido férreo y los sistemas de seguridad provocados durante los actos vandálicos de la noche del martes. Por esta suspensión, Renfe ha establecido un plan de transporte alternativo por carretera para dar servicio a los viajeros de estas líneas.

El tráfico se interrumpió a las 21,25 horas del martes cuando invadieron la vía centenares de manifestantes a la altura del paso a nivel de Santiago el Mayor, en Murcia, que desde hace más de 20 días protestan todas las noches para pedir el soterramiento del tendido férreo a su paso por la ciudad y evitar la entrada en superficie de la futura línea del AVE, aunque sea de forma provisional como asegura el Gobierno.

El fiscal jefe, José Luis Díaz Manzanera, va a solicitar a la Jefatura Superior de Policía que le envíe los informes y atestados realizados hasta ahora sobre los altercados ocurridos en las vías del ferrocarril en las últimas semanas, y en especial de los hechos que tuvieron lugar el martes en el paso a nivel de Santiago el Mayor. Esta vez un grupo de radicales agredió a periodistas, apedreó a la Policía, quemó contenedores y causó numerosos destrozos que han interrumpido el tráfico ferroviario de Murcia con Cartagena y con Alicante. Hubo dos detenidos que ayer quedaron en libertad con cargos por atentado contra la autoridad.

Es el episodio más grave de la secuencia de altercados y violencia de los últimas semanas que han puesto en peligro la seguridad y la circulación de los trenes con obstáculos colocados en las vías, perjudicando además a miles de usuarios del ferrocarril. Díaz Manzanera manifestó que su departamento no ha abierto diligencias de oficio -podía haberlo hecho- porque la Policía ya actúa elaborando los atestados y enviándolos al juzgado de guardia. "El tema está judicializado y la Fiscalía se personará en el juzgado competente", apostilló. Díaz Manzanera mostró su preocupación por el cariz que han tomado los acontecimientos.

Una situación «límite», dice Adif

"La situación está en el límite", manifestó ayer la directora general de Adif, Isabel Pardo, debido a las enormes dificultades que está encontrando la empresa constructora Aldesa para ejecutar los trabajos del desvío provisional, paso previo para el inicio del soterramiento de las vías. Precisó que Adif no baraja la rescisión del contrato porque considera que toda la tramitación y los proyectos están en orden, pero no negó la eventualidad de que la empresa cese los trabajos ante la imposibilidad de llevarlos a cabo, lo cual desembocaría en la rescisión, algo que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias quiere evitar a toda costa.

En el supuesto de que se produzca un abandono, se iniciaría una larga tramitación para resolver el contrato y sacar de nuevo a licitación las obras de soterramiento. Esto supondría un retraso de dos años para volver al punto de partida. Además de los graves daños y destrozos en las vías y los sistemas de seguridad que hay que reponer, la empresa debe velar también por la seguridad de sus trabajadores. Se han producido tres episodios de actos vandálicos con la quema de maquinaria de obra. Aldesa informó de que debido a los retrasos y obstáculos está soportando pérdidas millonarias al no poder certificar la ejecución de obra y mantener a la vez el salario de sus empleados. Los proveedores y subcontratistas también se están viendo perjudicados. Adif quiere evitar este escenario y confía en que se resuelva la situación.

Aldesa se adjudicó en el año 2015 la construcción del primer tramo del soterramiento -entre Ronda Sur y Santiago el Mayor-, que incluía la remodelación de la estación y el desvío provisional. Para atender las demandas de la Plataforma Pro Soterramiento, Adif cambió el proyecto para alargar el soterramiento hasta Senda de los Garres. Para ganar tiempo, inició una complicada tramitación para que Aldesa se encargara también de esta parte. Se aprobó el proyecto modificado para alargar la vía provisional, y este mes está previsto que se autorice el complementario para incorporar la Senda de los Garres. El coste de la inversión conjunta supera los 80 millones de euros. El desvío provisional se inició con el montaje de la plataforma, las pantallas acústicas y las torres de la catenaria, que sufrieron la noche del martes numerosos destrozos.

Contenido Patrocinado

Fotos