Santamaría emplaza a Puigdemont a «volver al entendimiento»

Soraya Saénz de Santamaría (dcha.). / EFE

La vicepresidenta del Gobierno ha reiterado que regresar a la «legalidad» está en manos del presidente de la Generalitat

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

La tensión que se vive estos días en Cataluña se ha trasladado este miércoles al Congreso en una sesión de control, que se ha aplazado dos horas por coincidir con el Consejo de Ministros convocado con urgencia tras la declaración de independencia -posteriormente suspendida- de la Generalitat, en la que las fuerzas políticas han expuesto sus diferencias sobre este asunto.

El PNV retira su pregunta al constatar que Santamaría no la iba a responder

La vicepresidenta del Gobierno era hoy la destinataria de cinco de las preguntas de la oposición, aunque al final sólo ha respondido a dos de ellas. Una decisión que ha generado malestar en el PNV, cuyo portavoz Aitor Esteban ha decidido retirar su pregunta. "No me parece serio que en un asunto tan serio en una pregunta dirigida a la vicepresidenta la conteste la ministra de Sanidad. Por lo tanto, retiro la pregunta", se ha lamentado. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, le ha recordado en ese momento que el reglamento propicia estos cambios.

"No caben mediaciones entre la democracia y la imposición, entre la ley y la desobediencia". La vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, ha insistido que está en la mano del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de "volver al entendimiento" y a la "legalidad". "Solo si regresan a la ley el diálogo será posible. Aquí (en la Cámara baja) se puede dialogar de todo, pero nunca desde la imposición. (...) En su mano está volver a esta casa", le ha emplazado.

La número dos del Ejecutivo ha remarcado que los nacionalistas "están generando mucho desasosiego en Cataluña" y se ha mostrado muy crítico con Puigdemont. "Lo peor que puede hacer un gobernante es generar incertidumbre, inestabilidad y miedo", ha insistido.

Mientras, la diputada del PSOE Adriana Lastra ha calificado de "comedia" la sesión de ayer en el Parlamento catalán. Los socialistas han retirado sus preguntas referentes a la crisis de Estado y Lastra ha aprovechado su intervención para reafirmar el apoyo del partido al Gobierno en las medidas en la defensa de la Constitución, el ordenamiento jurídico y la cohesión territorial del Estado.

Unidos Podemos pide que «dialoguen»

Las declaraciones de la vicepresidenta no han gustado en la bancada de Unidos Podemos. "Dialoguen, por favor", le ha pedido su portavoz parlamentaria, Irene Montero, tras criticar al Gobierno por agitar la bandera española solo para "humillar" a los que no piensan como ellos. "Debe ser un símbolo de unidad y no de confrontación", ha remarcado.

Montero ha insistido en la posibilidad de realizar un referéndum pactado, como propone Pablo Iglesias. Una prupesta que ha declinado nuevamente Sáenz de Santamaría, que ha recordado que la Generalitat ha preferido "dividir a la sociedad catalana, pudiendo haber encontrado un marco de dialogo en esta casa", en referencia al Congreso.

La número dos del Ejecutivo ha afeado además a Podemos por ser un partido que siempre "está en el medio de todos los problemas" y nuca propone soluciones. Santamaría ha avanzado que el Gobierno actuará con "sensatez, serenidad, cordura, responsabilidad, prudencia y moderación" en la crisis institucional.

Mientras tanto el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha lamentado que Rajoy siga sin dialogar con la Generalitat, aunque ha recibido con cierta "esperanza" que el Gobierno no haya aplicado todavía, según su interpretación, el artículo 155. Además, cree que es "buena idea" que Puigdemont "aclare" su hoja de ruta.

"No están siendo claros ni Puigdemont ni Rajoy, pero tenemos la sensación de que en este momento estamos mejor que hace 24 horas", ha afirmado Garzón desde el Congreso. Según él, ambos mandatarios están intentando "ganar tiempo" sin recurrir de momento al "único cauce" que puede resolver el conflicto, que según IU es el diálogo. "Nos mantenemos a la espera de que esto pueda acoger un cauce político", ha comentado.

Fotos