El Gobierno abre la vía del artículo 155 y da un ultimátum de cinco días a Puigdemont

Mariano Rajoy comparece en la Moncloa. / Afp

El presidente envía un requerimiento al presidente catalán para que confirme si ha declarado la independencia antes de aplicar el controvertido artículo de la Constitución | Fija un segundo plazo, hasta el jueves, para que evite su aplicación

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El Gobierno ha puesto en marcha la vía del 155 de la Constitución. Mariano Rajoy al enviar un requerimiento formal a Carles Puigdemont para que confirme si declaró o no la independencia de Cataluña. "En la respuesta que el presidente de la Generalitat de, se marcará el futuro de los acontecimientos", ha avanzado el jefe del Ejecutivo en una comparecencia extraordinaria en la Moncloa.

Más información

El Gobierno, en el requerimiento que activa el artículo 155 de la Constitución, da cinco días (hasta el lunes) al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña y fija un segundo plazo, hasta el jueves, para que rectifique y evite su aplicación. Ambos plazos figuran en el requerimiento aprobado esta mañana en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros y que se ha entregado esta tarde a la Generalitat catalana.

Rajoy cuenta con el aval obligado del Consejo de Ministros, que se reunió esta mañana, para requerir a Puigdemont. ¿Significa esto que se está aplicando ya el 155? No exactamente. Sí se abre el camino para poder activar en el futuro este artículo. La llamada de atención al presidente de la Generalitat es, como ha recordado el jefe del Ejecutivo, el paso "previo a cualquiera de las medidas que el Gobierno puede adoptar al amparo del 155 de la Constitución".

Este apartado concede la potestad de intervenir parcial o totalmente la autonomía de Cataluña y que el Ejecutivo pueda "dar instrucciones a todas las autoridades" de una comunidad. Se trataría de obligar a la Generalitat al "cumplimiento forzoso" de sus obligaciones.

Pero... ¿qué ocurrió?

De momento, sin embargo, el Gobierno sólo exige una aclaración. ¿Qué ocurrió ayer? El anuncio de Puigdemont declarando la independencia y suspendiéndola de inmediato, sumió al Gabinete de Rajoy en el desconcierto más absoluto. Y ante la "deliberada confusión" que, según el presidente, quiso generar la Generalitat, el Ejecutivo pide una explicación nítida. "Este requerimiento pretende ofrecer a los ciudadanos la claridad y la seguridad que requiere una cuestión de tanta importancia", ha defendido el jefe del Ejecuivo.

"Si el señor Puigdemont manifiesta su voluntad de respetar la legalidad y restablecer la normalidad constitucional, se pondría fin a un periodo de inestabilidad, tensión y quiebra de la convivencia", ha confiado Rajoy. En este sentido, insta al máximo dirigente de la Generalitat a atender el "clamor" de frenar la hoja de ruta independentista. El presidente, por su parte, garantiza que actuará con "prudencia". Tanto el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que estuvo anoche en la Moncloa, como el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, conocían, según fuentes de la Moncloa la intención del Consejo de Ministros.

Puigdemont recibe el requerimiento

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recibido a las 15:47 horas de hoy el requerimiento en el que el Gobierno le da de plazo hasta el lunes para que confirme si ayer declaró la independencia y, en tal caso, lo urge a "revocar" esa decisión y a "restaurar el orden constitucional".

Según fuentes de la Generalitat, la respuesta del Govern de Puigdemont no se prevé que sea inminente, teniendo en cuenta que hay margen hasta el lunes a las 10:00 horas.

El requerimiento, con membrete del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales insta a Puigdemont, "al amparo del artículo 155 de la Constitución", a "confirmar si alguna autoridad de la Generalitat de Cataluña ha declarado la independencia" o si su comparecencia de ayer en el Parlament "implica la declaración de independencia al margen de que esta se encuentre o no en vigor".

Ayer, Puigdemont afirmó que asume el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", pero seguidamente planteó "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

El Gobierno de Mariano Rajoy reclama a Puigdemont que le "comunique de forma fehaciente" su respuesta antes de las 10:00 horas del próximo lunes.

Si la respuesta es afirmativa -en caso de no haber respuesta se interpretará como una confirmación-, se emplaza a Puigdemont a que "revoque u ordene la revocación" de la declaración de independencia "a fin de restaurar el orden constitucional y estatutario, ordenando el cese de cualquier actuación dirigida a la promoción, avance o culminación del denominado proceso constituyente".

Asimismo, se reclama a Puigdemont que "comunique el presente requerimiento" a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a la Mesa de la cámara catalana, "requiriéndoles igualmente la restauración del orden constitucional y estatutario, en los mismos términos realizados al presidente y al gobierno de Cataluña".

Contenido Patrocinado

Fotos