Rajoy garantiza que el 21-D se podrá votar «con libertad» y sin sabotajes

Rajoy en el Congreso./Efe
Rajoy en el Congreso. / Efe

El presidente lidia de nuevo en la sesión de control con las acusaciones de corrupción y considera desmentido que cobrase sobresueldos en 'b'

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Ni sabotajes ni 'hackeos'. Ni de territorio ruso ni venezolano. Mariano Rajoy da por sentado que el 21 de diciembre las elecciones se celebrarán en Cataluña “en un clima de normalidad y tranquilidad”. Pese a la preocupación de Albert Rivera por posibles ataques cibernéticos en beneficio de los independentistas, el presidente del Gobierno ha trasladado en el hemiciclo del Congreso su convicción de que el proceso transcurrirá con plenas garantías. “Confíe usted en la legalidad española -le ha reclamado al líder de Ciudadanos-, que está dotada de instrumentos suficientes para que las cosas funcionen democráticamente y la gente pueda votar con libertad y adoptar las decisiones que estime oportunas y convenientes”.

En las últimas semanas, el jefe del Ejecutivo ha contado con el respaldo explícito de PSOE y Ciudadanos en la Cámara baja para gestionar el desafío secesionista. Y a día de hoy, tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la intervención de la autonomía, Rajoy defiende que “las cosas están mejor y que los servicios públicos están funcionando con normalidad”. En este contexto y ya con las elecciones en el horizonte próximo, las sesiones de control de los miércoles parecen retornar poco a poco a su dinámica habitual.

Más información

El PSOE, en el papel de principal partido de la oposición, ha rescatado esta mañana la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción para censurar la acción del Gobierno. Mientras la portavoz de los socialistas, Margarita Robles, ha acusado a Mariano Rajoy de “legitimar” y hasta “tolerar” las prácticas de los defraudadores, la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, ha recordado a Soraya Sáenz de Santamaría la necesidad de asumir responsabilidades políticas por los escándalos que afectan al PP.

“Usted debería ejercer la responsabilidad política que corresponde al líder de la oposición y no parecerse al que quiere acapararle el puesto, porque dado que van a la baja los señores de Podemos, no me explico que venga a esta cámara a seguir su estrategia”, le ha afeado la número dos del Gobierno a la representante socialista.

«Indiciariamente»

Antes que Lastra, Pablo Iglesias ha incidido en las palabras del inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Manuel Morocho, que aseguró la semana pasada que Rajoy “indiciariamente” habría recibido sobresueldos en 'b'. “Han quedado acreditadas dos cosas, señor Rajoy, que usted cobró sobresueldos ilegales regularmente desde 1997 hasta 2008 y que usted mintió en sede judicial. Esta vergüenza no la tapa ninguna bandera”, le ha espetado el secretario general del Podemos, que recuerda al PP que los miembros de una organización delictiva se llaman “delincuentes”.

El jefe del Ejecutivo, sin embargo, entiende que todo ha quedado desmentido por el exjefe de la UDEF, José Luis Olivera, que también sostuvo en el Congreso que si hubiese habido indicios “fuertes” contra dirigentes políticos, estos habrían sido arrestados. “Da la sensación de que usted está obsesionado y de que esto es lo único que le importa -le ha reprochado Rajoy a Iglesias-; no sé por qué me pregunta si le trae sin cuidado lo que pueda responderle porque usted es a la vez policía, fiscal, juez instructor y además tribunal sentenciador”.

El presidente sostiene, por otro lado, que la estrategia no le está funcionando a Podemos: ”Cada vez tiene menos votos y apoyos por parte de los españoles, al final acabarán poniéndole a una moción de censura y lo peor de todo esto para usted es que puede prosperar, sobre todo después de las últimas decisiones que ha adoptado en Cataluña”.

Fotos