Torra toma posesión sin bandera de España, foto del Rey ni acatamiento a la Constitución

Afp

El Ejecutivo central se ausenta del acto porque «degrada la institución»

CRISTIAN REINOBarcelona

Quim Torra ha tomado esta mañana posesión como presidente de la Generalitat, el décimo desde la Segunda República y el 131º tomando como referencia la serie histórica del catalanismo que sitúa el nacimiento de la Generalitat en el siglo XIV. Y lo ha hecho sin bandera de España,. foto del Rey y sin acatar la Constitución. Torra asume la presidencia, tres días después de su investidura, el lunes pasado, y casi siete meses después de que el anterior presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, fuera cesado tras proclamar la república el 27 de octubre. Lejos de recuperar la normalidad, la toma de posesión de Torra ha escenificado el momento excepcional que vive la política catalana y la guerra abierta que existe entre la administración central y la catalana.

La ceremonia, a la que solo han asistido miembros de su familia y el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, así como el secretario del Govern, se ha producido sin ningún representante del Gobierno central, que esta mañana ha mostrado su malestar con el formato del acto. «El Gobierno no asistirá a la toma de posesión de Torra porque desde la Generalitat se le ha intentado imponer el nivel de la delegación gubernamental, cosa que no se ha aceptado», según fuentes de la Moncloa. «El modelo de acto organizado por la Generalitat degrada la propia dignidad de la institución», según el Ejecutivo central. El formato elegido por el Palau de la Generalitat ha sido el que quería el propio Torra, que días atrás ya manifestó que no quería que la Moncloa organizara el acto. Sobrio, corto y con el que poder escenificar la situación de excepcionalidad que vive Cataluña y la provisionalidad de su presidencia.

«Prometo cumplir lealmente las obligaciones del cargo de president de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representada por el Parlamento». Es la misma fórmula que utilizó Puigdemont. Fue recurrida a los tribunales, pero el TSJC dijo que en la Ley de Presidencia de la Generalitat no se establece que los miembros del Ejecutivo catalán, al ser nombrados, «tengan que utilizar ninguna fórmula de juramento o prometida».

Con un lazo amarillo en la solapa, una bandera catalana de fondo, un cuadro de Sant Jordi, Torra ha tomado posesión en un acto muy corto en la sala Virgen de Montserrat y no en la de Sant Jordi, la de las grandes ocasiones, y el evento apenas ha durado dos minutos. Ni siquiera se ha colocado la medalla que distingue al presidente de la Generalitat, que ha permanecido sobre la mesa toda la ceremonia, como reflejando que está pendiente para el legítimo presidente, que Torra cree que es Puigdemont.

El Senado mantendrá la Comisión del 155 aunque se deje de aplicar

La inminente suspensión de las medidas de intervención de la Generalitat al amparo del artículo 155 de la Constitución no comportará necesariamente la disolución de la comisión conjunta creada en el Senado para tramitar la ley que permitió aplicar en este precepto constitucional en Cataluña.

Fuentes parlamentarias han explicado hoy que el funcionamiento de esta comisión, presidida por el presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, sólo depende de la propia Mesa de la institución, sin que se vea afectada por el fin de la aplicación del 155, y es a este órgano al que en última instancia correspondería disolverla.

Además, se da la circunstancia de que la Comisión del 155 tiene todavía pendientes varias iniciativas, entre ellas una comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Esta solicitud fue tramitada a petición propia el pasado 14 de marzo para informar sobre la ejecución de las medidas aprobadas por el Senado, y se anunció para después de Semana Santa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos