Puigdemont anuncia un pleno ante el «intento de liquidar» el autogobierno

Puigdemont da un discurso. / Ruben Moreno García (Afp)

«Lo que se está haciendo es un ataque a la democracia que abre la puerta a otros abusos en otras partes», asegura el líder catalán

CRISTIAN REINOBarcelona

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña, se dirigió en un discurso oficial para responder al aviso de la aplicación del artículo 155 por parte del Gobierno español. «No es la primera vez que las instituciones catalanas reciben un golpe del Estado español», avisó en catalán el político. «Lo que tenemos lo hemos ganado siempre con la fuerza del la gente y de la democracia. No podemos aceptar este ataque, la humillación que pretende el Gobierno español haciéndose tutor de toda la vida pública catalana, desde el Govern hasta los medios de comunicación públicos, es incompatible con una actitud democrática y se sitúa fuera del estado de derecho, como es actuar de manera impune con violencia contra ciudadanos pacíficos, utilizar códigos antiguos para perseguir a dos personas de paz que no han cometido ningún delito (los 'Jordis) o como fue la tremenda irresponsabilidad de la infame recogida de firmas contra Cataluña después de que se hubiera aprobado el Estatuto de Cataluña por reférdnum legal. Y son los que nos quieren gobernar», expuso para señalar al Gobierno de Mariano Rajoy.

Más información

«Sin pasar por las urnas, con un apoyo escaso y en contra de la voluntad de la mayoría, el Gobierno de Mariano Rajoy quiere nombrar un directorio para que teledirija desde Madrid la vida de Cataluña», denunció el president. En un discurso institucional desde el Palau de la Generalitat, el dirigente nacionalista afirmó que el Gobierno, con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos, «ha emprendido el peor ataque a las instituciones y al pueblo de Cataluña desde los decretos del dictador Francisco Franco». Y también culpó también al rey.

Puigdemont anunció su siguiente paso con un pleno para decidir «sobre el intento de liquidar» el autogobierno y la democracia catalana: «Pediré al Parlamento que fije la convocatoria de una sesión plenaria, donde los representantes de la soberanía ciudadana (...) debatamos y decidamos sobre el intento de liquidar nuestro autogobierno y nuestra democracia, y actuemos en consecuencia».

Una parte de su discurso fue en castellano que se dirigió a «los demócratas españoles». «Lo que se está haciendo con Cataluña es un ataque a la democracia que abre la puerta a otros abusos en otras partes. Si triunfa todo ese el daño a la democracia será muy severo y comportará un retroceso muy monumental; no debemos permitirlo», avisó con la intención de dirigirse a todo el estado español. No obstante, en su búsqueda de apoyos amplió su anuncio al hablar en inglés «no solamente a los políticos sino también a los ciudadanos europeos». «Decidir el futuro de una nación de manera democrática no es un delito, va en contra de la propia diversidad de los europeos. Cataluña es una nación europea muy antigua. Hacemos lo que hacemos porque creemos en una Europa democratica y pacífica, con la carta que debería proteger a todos y cada uno de nosotros. Si los valores fundacionales europeos están en riesgo en Cataluña, también lo estarán en Europa», añadió.

«No vamos a dar un paso atrás»

Por su parte, la presidenta del Parlamento de Cataluña ha respondido de manera oficial a la aplicación del artículo 155 y se ha dirigido directamente al presidente del Gobierno. «Mariano Rajoy no es consciente de que atacando a las instituciones y cargos electos está atacando a la ciudadanía piense lo que piense y votaran lo que votaran el pasado septiembre porque la principal víctima es la ciudadanía catalana, que ve vulnerada sus derechos. El mensaje de Rajoy es que no le importa lo que siente, piensan y votan los ciudadanos de Cataluña», reciminó la política de Esquerra Republicana n una declaración institucional leída junto a los también miembros de la Mesa de la Cámara Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet (JxSí) y Joan Josep Nuet (SíQueEspot).

«No les acompaña ni la legalidad ni la legitimidad política. Sin el apoyo de la sociedad catalana pretende dirigir las instituciones del país. Ha vuelto a anunciar oficialmente lo que ha intentado hacer durante la legislatura: dictar de qué se puede hablar en el Parlament», indicó Forcadell. «Pretende censurar el Parlamento de Cataluña más legitimado porque fue elegido con una participación sin precedentes», añadió. «Los que se llenan la boca hablando de la Constitución caerán en la más flagrante inconstitucionalidad al pretender suspender la democracia en Cataluña», ahondó Forcadell.

«Nos dirigimos a las ciudadanos y ciudadanos del país para hacerles llegar un mensaje de firmeza y esperanza. Nos compretemos hoy en el ataque más grave a las instuticiones catalanas desde su restablecimiento (..) a defender la democracia con firmeza, serenidad, democrácticamente; porque sabemos que los conflictos políticos se resuelven políticamente», incidió después de recordar la reacción del Gobierno en el referéndum ilegal del 1 de octubre: «La primera respuesta a aquella mano (por el diálogo) fue el encarcelamiento de dos personas, únicamente por sus ideas, por lo que representan, presos políticos como respuesta a la petición de diálogo», remarcó. «La ciudadanía del país nos ha elegido como legítimos representantes y como servidores públicos, nos debemos a ellos. No vamos a dar un paso atrás», sentenció.

Las primeras reacciones en el independentismo han sido de la máxima contundencia. “Golpe de Estado contra Cataluña”, ha expresado la portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira. “Las instituciones democráticas las eligen los ciudadanos, no el Gobierno de la Nación”, ha expresado. “Teenemos un mandado democrático”, ha apuntado en su cuenta de Twitter. “Golpe de Estado contra Cataluña, nosotros seguimos, confiamos en el Govern, en el Parlament, las entidades y, sobre todo, en nosotros mismos”, ha asegurado Lluís Llach.

Fotos