ETA reconoce «el daño causado» y su responsabilidad en un «sufrimiento desmedido»

EP

«Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA», dice el comunicado

JORGE SAINZ

ETA ha publicado este viernes, a quince días de que se produzca su anunciada disolución definitiva, un comunicado en el que reconoce «el daño que ha causado en el transcurso de su trayectoria armada» y muestra «su compromiso con la superación definitiva de las consecuencias del conflicto y con la no repetición». Dice que «ojalá nada de eso hubiese ocurrido» y apela a «la reconciliación». También pide «perdón» a las victimas que «no tenían una participación directa en el conflicto». Se emplea un tono más autocrítico alejado del empleado en anteriores ocasiones.

En el comunicado, difundido por el diario GARA y que será el penúltimo, a la espera del anuncio del final definitivo, ETA habla de un «sufrimiento desmedido» con «muertos, heridos, torturados, secuestrados o personas que se han visto obligadas a huir al extranjero» y reconoce «la responsabilidad que ha adquirido en ese dolor», porque «nada de ello debió producirse jamás o no debió prolongarse tanto en el tiempo».

«Somos conscientes de que en este largo periodo de lucha armada hemos provocado mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución. Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras», dice la banda, que la primera semana de mayo anunciará su desaparición definitiva, que será avalada por mediadores internacionales en un acto en Baiona.

El comunicado, fechado el día 8, dice además, que «a consecuencia de errores o de decisiones erróneas, ETA ha provocado también víctimas que no tenían una participación directa en el conflicto» dentro y fuera del País Vasco.

Perdón a personas «sin responsabilidad alguna»

«Nuestra actuación ha perjudicado a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna. También hemos provocado graves daños que no tienen vuelta atrás. A estas personas y a sus familiares les pedimos perdón. Estas palabras no solucionarán lo sucedido, ni mitigarán tanto dolor. Lo decimos con respeto, sin querer provocar de nuevo aflicción alguna», reza el escrito.

«Entendemos que muchos consideren y expresen que nuestra actuación ha sido inaceptable e injusta, y lo respetamos, pues a nadie se le puede forzar a decir lo que no piensa o siente», añade a continuación.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos