Zapata abandona Podemos tras ser acusado de no donar dinero al partido

El edil señala que cumple con la carta financiera de Ahora Madrid, que es con la que firmó un compromiso por escrito

AGENCIASMADRID

El concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata se ha dado de baja en Podemos, después de que la formación morada le anunciase la apertura de un expediente por no donar parte de su salario, en cumplimiento de su carta económica, pese a que el edil asegura que cumple los compromisos de la candidatura ciudadana.

Zapata se presentó a las primarias de Ahora Madrid en 2015 como parte de la plataforma Ganemos y no en representación de Podemos, donde se inscribió después de las elecciones europeas de 2014.

"Me presenté a las elecciones por Ahora Madrid en una lista que, entre otras cosas, defendía ser de confluencia entre distintos espacios y organizaciones, cosa imposible si todos los que participamos en ella fuéramos de Podemos", argumenta el concejal presidente de Fuencarral-El Pardo y Villaverde en su perfil de Facebook, donde ha anunciado su baja en el partido.

Ahora Madrid tiene su propia carta financiera a la que Zapata se debe, "entre otras cosas porque firmamos un compromiso por escrito en relación a la misma", según detalla el concejal, uno de los precursores de la candidatura ciudadana.

La formación ha exigido que contribuyan al partido con parte de su sueldo como concejales del Ayuntamiento de Madrid, además de a Guillermo Zapata, a Rommy Arce, Pablo Soto, Javier Barbero, Celia Mayer, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán, por ser cargos públicos inscritos a la formación y a su Código Ético y carta financiera.

Por el contrario, los ediles que sí han contribuido con lo exigido en la carta financiera municipal de Podemos Madrid son Rita Maestre, José Manuel Calvo, Marta Gómez Lahoz y Esther Gómez, Jorge García Castaño y Paco Pérez. El resto, entre ellos la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no están inscritos en Podemos y, por tanto, no tienen que aportar a la formación morada, según han detallado a Europa Press fuentes del Consejo Municipal Ciudadano.

Este órgano ha instado en el último año hasta en tres ocasiones a los ediles 'morosos' que aporten el salario mínimo que en términos generales deben aportar a la formación. Sin embargo, no han obtenido respuesta a todos esas misivas, según las mismas fuentes. Por ello, el caso ha caído en la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos Comunidad de Madrid, que ya ha reclamado formalmente, vía expediente, dichos incumplimientos.

Sueldo limitado

En 2016 Guillermo Zapata, según consta en el portal de transparencia de Ahora Madrid, donó un total de 28.095 euros en cumplimiento del documento interno que regula el dinero máximo que podían percibir los concejales de la formación con la que Manuela Carmena concurrió a las elecciones según sus funciones. "En unos días haré las donaciones correspondientes al primer semestre de 2017 como hago cada año antes del verano", indica el edil en su perfil de Facebook, donde asegura que cumple "puntualmente" con lo pactado en la candidatura ciudadana.

Zapata se ha dado de baja como inscrito esta mañana después de que ayer recibiese un correo electrónico donde se le informaba de una denuncia al comité de garantías de Podemos por no donar a la formación parte de su sueldo.

Los cargos públicos de Podemos tienen limitado su sueldo a tres salarios mínimos interprofesionales y la cantidad restante debe ser donada. "Ya no haré lo que había venido haciendo hasta ahora en Podemos desde un punto de vista orgánico: participar en consultas", ha detallado el edil, que tras abandonar Ganemos el año pasado, ahora forma parte del colectivo Madrid 129 de reciente creación.

Podemos Madrid exige un salario mínimo

El Consejo Ciudadano Municipal de Madrid exige en términos generales a los ediles madrileños inscritos en la formación un salario mínimo interprofesional (SMI) al mes, que es la diferencia entre los tres salarios mínimos que fija Podemos como máximo a cobrar a todos sus cargos públicos por elección o nombramientos y los cuatros salarios que limita la carta financiera de Ahora Madrid.

Así se fija en la carta financiera de Podemos Madrid aprobada en abril de 2017, en base a los artículos 62 y 72 del Documento Organizativo de Vistalegre II y la disposición adicional del reglamente por el que se regulan las relaciones entre los consejos ciudadanos municipales y las personas electas en las estructuras territoriales de ámbito inferior al autonómico, así como los documentos de la III Asamblea Ciudadana de Madrid, que fijas las normas para los cargos electos, personal eventual y también vocales vecinos de Podemos.

El Consejo Ciudadano asegura, tal y como han confirmado a Europa Press miembros del partido en Madrid, que sobre la retribución mensual con la que cuentan los concejales y el personal eventual contratado de Ahora Madrid en dedicación exclusiva (4 veces el SMI español) "prevalece aquella que dicta el Código Ético de Podemos" aprobado en febrero en Vistalegre II.

Además, según un dictamen de la Comisión de Garantías Democráticas de la Comunidad de Madrid, "todos los inscritos en Podemos están sujetos al Código Ético y los reglamentos de desarrollo de los estatutos y sus órganos afecta igualmente a los cargos públicos por elección o nombramiento inscritos en Podemos".

Asimismo, Podemos Madrid resuelve que "al no tratarse de dos compromisos mutuamente excluyentes, los inscritos de Podemos deberán cumplir con los dos: a la limitación inicial de 4 SMI que exige Ahora Madrid deberá añadirse aquella de 3 SMI que dicta el Código Ético de Podemos". Por ello, la diferencia entre ambos, un SMI mensual en 14 pagas, "deberá ser donada al Consejo Ciudadano Municipal de Madrid".

Y todo ello sin perjuicio de los incrementos al límite salarial otorgados por hijos a cargo, que se producirán en 0,5 SMI por cada uno, conel tope de 2SMI adicionales; y sin perjuicio del incremento de 0,66 SMI a los cargos electos, para gastos de representación aprobados por Podemos Madrid.

Y sin perjuicio de los incrementos salariales otorgados por Ahora Madrid por hijos a cargo, que se producirán en 0,33 SMI por cada uno, y del incremento de 0,33 SMI a los ediles que presiden distritos o dirijan Áreas de Coordinación, o de 0,66 SMI que actúen como tenientes de alcalde, delegados de Área de Gobierno o Portavoces del Grupo Municipal, y de 1 SMI a quienes ocupen la Presidencia del Pleno o Vicealcaldía.

El secretario de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha afirmado este jueves que con el expediente abierto por la Comisión de Garantías Democráticas a siete ediles de Ahora Madrid por no contribuir económicamente al partido se les quiere hacer llegar que "tienen que elegir", ya que "no pueden ser de Podemos pero no donar a Podemos".

Darse de baja es para el concejal "lo más razonable para no dar lugar a equívocos" y aunque confiese "cierta pena" por perder "ese vínculo" con Podemos asegura que cada organización "tiene derecho a poner en marcha los mecanismos que considere orgánica y financieramente en relación a lo que considera sus bases, sus cargos".

Podemos Comunidad de Madrid ha restado importancia a la baja del concejal, que no modifica su situación en Ahora Madrid ni el Consistorio, según fuentes del partido, que no sabe a qué número de concejales en toda la región podría afectar las exigencias de la Comisión de Garantías.

La dirección del partido no se ha visto implicada en la denuncia contra Zapata por incumplir la carta económica, que ha partido de la Comisión de Garantías autonómica, el órgano sancionador del partido que es independiente, subrayan a Efe fuentes de Podemos.

«Tenéis que elegir»

El secretario de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha afirmado este jueves que con el expediente abierto por la Comisión de Garantías Democráticas a siete ediles de Ahora Madrid por no contribuir económicamente al partido se les quiere hacer llegar que "tienen que elegir", ya que "no pueden ser de Podemos pero no donar a Podemos".

En declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press, Espinar ha recordado que los cargos públicos de la formación morada se han comprometido a no cobrar más de tres salarios mínimos interprofesionales, unos 2.100 euros al mes. "Tenemos unas limitaciones que vienen de la idea de que uno no puede ser representante popular viviendo como un marqués, viviendo como vive la gente. Tres salarios es un sueldo más que suficiente para vivir", ha dicho.

Temas

Podemos

Contenido Patrocinado

Fotos