Sánchez e Iceta pactan iniciar en septiembre el camino hacia una reforma constitucional

Iceta y Sánchez. / Quique García (Efe)

Buscan proponer una «oferta política» para Cataluña que evite el «choque de trenes» del 1 de octubre

EFEBarcelona

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido hoy una hoja de ruta con "soluciones inmediatas y de fondo", sin esperar al 1 de octubre, para "distender" el conflicto en Cataluña y ha hecho un llamamiento al resto de fuerzas para consensuar estas medidas y la reforma constitucional pertinente.

Sánchez y el líder del PSC, Miquel Iceta, han comparecido hoy en rueda de prensa, tras la reunión de las ejecutivas de ambos partidos para acordar una propuesta conjunta plasmada en un documento, la "Declaración de Barcelona", para plantear una "oferta política" para Cataluña que evite el "choque de trenes" del referéndum del 1-O anunciado por el Govern. Sánchez ha destacado que el "destino" de PSOE y PSC es "caminar juntos" y ha puesto en valor una declaración que pone sobre la mesa "vías de solución coherentes para intentar salir de esta falsa disyuntiva y retroalimentación entre separatistas y separadores".

En este sentido, ha criticado duramente el "inmovilismo del PP" de Mariano Rajoy: "Si la política solo fuera el respeto escrupuloso a la ley, gobernarían los jueces. Los políticos no se pueden esconder detrás de tribunales". En contraste, ha esgrimido la posición del PSOE para "defender la Constitución y el Estatut y evitar que Cataluña se sitúe fuera de la legalidad", pero también para ofrecer, ha dicho, "soluciones inmediatas y de fondo".

"Hay mucho que se puede hacer en el ámbito legislativo y parlamentario para distender esta confrontación entre gobiernos. Y animamos al resto de fuerzas a ayudarnos a consensuar estas iniciativas y la reforma constitucional", ha señalado.

Para Sánchez, "hay responsables políticos que consideran que hay que empezar a hablar a partir del 1 de octubre. Pero el 1-O es hoy, es mañana y los días necesarios para consensuar una solución política que resuelva la crisis territorial. Ponemos sobre la mesa soluciones, puntos de encuentro, reivindicamos política".

En paralelo a esta declaración, se ha comprometido a estar "muy presente" en los próximos meses en Cataluña, donde abrirá una ronda de consultas con responsables políticos, sociales, intelectuales y sociedad civil, y se ha mostrado "encantado" de poderse reunir con el presidente, Carles Puigdemont, si se da el caso.

Entre las propuestas ha destacado la de impulsar a partir del próximo período de sesiones del Congreso una subcomisión o el órgano conveniente que empiece a trabajar en los contenidos de una reforma constitucional, que para el PSOE debe ser en clave federal.

Diálogo con todas las fuerzas

El líder socialista ha dicho que su voluntad es hablar con todas las fuerzas para poner en marcha esa subcomisión, que también puede ser una subcomisión de estudio o una comisión mixta Congreso-Senado. "El vehículo es lo menos importante, lo importante es ponerse a debatir de una vez por todas. No tenemos que esperar al 1-O".

Y si bien el camino de empezar a presentar esas medidas legislativas será ya a partir de septiembre, Sánchez ha dejado claro que la subcomisión en el Congreso puede ser a lo largo del próximo período de sesiones, porque la "prioridad" es consensuarla con el resto de formaciones, especialmente con Unidos Podemos y Ciudadanos.

Sánchez ha reprochado a Rajoy que "aspire a gobernar España sin Cataluña" y haya "abandonado a toda la población catalana, independentistas y no independentistas", mientras el PSOE "quiere gobernar España con Cataluña y los catalanes" y convertirse en la "gran avenida de la política y el encuentro que desborde la vía estrecha, unilateral e ilegal que plantea el independentismo".

Fotos