Rajoy se lleva una «buena» impresión de su encuentro con Sánchez

Rajoy y Sánchez en Moncloa. / Óscar del Pozo

El Gobierno ensalza la coincidencia en lo «esencial», el rechazo del referéndum secesionista, y revela que en la reunión no se ha abordado ningún asunto económico

NURIA VEGAMadrid

El primer encuentro oficial entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez tras la reelección del secretario general del PSOE, ha dejado una "buena" impresión en la Moncloa. El Gobierno ensalza que la reunión, de "dos horas largas", haya servido para constatar la "coincidencia en lo esencial", el rechazo de la consulta independentista convocada por la Generalitat para el 1 de octubre.

Más información

"La prioridad en estos momentos es declarar inaceptable este referéndum de secesión y la violación sistemática y constante de la Constitución y las leyes", ha subrayado Íñigo Méndez de Vigo.

Ambos líderes han acordado seguir en contacto "permanente" para afrontar el desafío catalán a medida que la hoja de ruta de Carles Puigdemont se vaya sustanciando en los próximos meses. El Ejecutivo, que califica de "enormemente importante" el poder mantener un "diálogo fluido", celebra que parezca "abrirse una vía para llegar a otros acuerdos en un tema de estas características".

Las diferencias en esta materia, si han surgido en la conversación, en la Moncloa prefieren no mencionarlas. Fuentes del Ejecutivo creen además que la defensa que hace el PSOE del diálogo con Cataluña no está reñida con cómo ha actuado el Gobierno. "Nosotros siempre hemos estado abiertos a hablar con Puigdemont, incluso le ofrecimos acudir al Congreso", insisten.

Nada del techo de gasto

Con el ánimo de incidir en los puntos de consenso, Rajoy y Sánchez, que han abordado también asuntos como el 'Brexit', el terrorismo o la liberalización salarial, han quedado en conversar sobre la renovación pendiente del Defensor del Pueblo o la presidencia de Radio y Televisión Española. "Normalidad institucional", ha concluido el portavoz del Gobierno.

En el orden del día, en cambio, no estaba la economía. Según Méndez de Vigo, el presidente del Gobierno ni tan siquiera ha pedido al líder del PSOE su respaldo al techo de gasto, que se debatirá en el Congreso la próxima semana. El Ejecutico tiene claro el rechazo de los socialistas a la propuesta de Hacienda y fuentes gubernamentales recuerdan que ya se han buscado apoyos alternativos al principal partido de la oposición.

Fotos