Rajoy reprocha al secesionismo la vuelta a la España preconstitucional

Rajoy durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP. / Efe

El presidente replica al PSOE que la Generalitat nunca quiso dialogar y echa en falta en el bloque independentista un «liderazgo» capaz de replantearse la situación

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Si esta es la semana en la que el independentismo pretende aprobar en el Parlamento de Cataluña la ley del referéndum y convocar la votación para el 1 de octubre, Mariano Rajoy advierte de que culminar ese objetivo en un solo día sin que la oposición pueda ejercer su derecho a debatir es una “cosa que no se ha producido en España nunca desde que se recuperaron en 1977 las libertades democráticas”. El presidente ha justificado, además, la actuación del Gobierno en todo momento frente al desafío catalán: “Quienes promueven todo esto no quisieron dialogar, esa es la verdad”.

Más información

El mensaje, desde la sede nacional del PP parece dirigido a Ferraz, donde el PSOE reprocha al Ejecutivo haber renunciado a una solución política para Cataluña. Rajoy, sin embargo, incide en que Carles Puigdemont siempre planteó el referéndum de autodeterminación como algo no “negociable” y, por lo tanto, que siempre se topó con la posición gubernamental. “Sabían que yo no iba a autorizarlo porque no podía ni quería, pero no les importó”, ha proclamado el presidente.

Lo que sí echa en falta el jefe del Ejecutivo en el movimiento secesionista es un interlocutor reconocible. “Todos se miran unos a otros, desconfían unos de otros, pero no hay nadie, porque no lo hay, que haya sido capaz de ejercer un liderazgo y preguntar qué estamos haciendo, adónde vamos y parece que lo más razonable a estas alturas es rectificar”, ha censurado. Al contrario, reprocha a Puigdemont haber cometido el “disparate” de ponerse en manos de la CUP, que, según su impresión, está dirigiendo el proceso de independencia.

En este contexto, Rajoy ha reiterado que su obligación es “hacer cumplir la ley” y que, con esa finalidad, está en contacto con las principales fuerzas políticas. El Gobierno, asegura, actuará con “proporcionalidad, inteligencia, tranquilidad y firmeza”. “Todos los cargos públicos hemos jurado o prometido cumplir y hacer cumplir la Constitución y así será, no puede existir un Gobierno democrático que pretenda ir contra la ley fundamental que es la Constitución -ha advertido-; eso es un absurdo y una estafa”.

Tarea en el Congreso

El presidente había convocado hoy la Junta Directiva Nacional de su partido coincidiendo con la apertura del curso político y la vuelta a la actividad ordinaria en el Congreso. En este sentido, ha emplazado al resto de formaciones a afrontar, como retos a corto y medio plazo, la aprobación de los Presupuestos y el debate sobre la reforma de la financiación autonómica.

Sobre este último asunto, Rajoy ha recordado que el PP no puede sacarlo adelante en solitario, dada su insuficiente mayoría parlamentaria. Y ha instado por ello al PSOE a abordarlo de manera conjunta. “En lugar de convocar manifestaciones -ha afeado.-, siéntense ustedes a hablar y negociar, esto requiere como mínimo el apoyo de dos grandes partidos que gobiernan en la mayoría de las comunidades autónomas”.

Fotos