Rajoy aplaza el debate sobre la reforma de la Constitución hasta después del 1-O

El presidente del Gobierno insiste en que ahora es el momento de «defender» la Carta Magna frente «a quienes quieren liquidarla»

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Mariano Rajoy ha aplazado el debate sobre la reforma de la Carta Magna, al menos, hasta después de la convocatoria independentista del próximo 1 de octubre. Según ha explicado este miércoles el presidente del Gobierno la prioridad ahora mismo es "defender la Constitución frente a quienes quieren liquidarla". Solo después se podrá hablar de su actualización. "A partir de ahí no tengo ningún inconveniente en hablar", ha remarcado.

En el punto álgido del desafío separatista, el líder del Ejecutivo ha insistido en que todos los esfuerzos deben estar volcados en la defensa de la ley fundamental. "Hoy hay quien se quiere inventar una legalidad paralela a la existente, saltándose todos los trámites", ha subrayado, en referencia a lo sucedido en el Parlamento catalán, que aprobó las leyes del referéndum y de transitoriedad para tratar de independizar Cataluña de España.

Más información

El líder del Ejecutivo respondía así a la pregunta formulada por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que le recordaba poco antes que dicha reforma se encuentra en el pacto que firmaron el pasado verano. Concretamente, en el punto 122. "Nuestra Constitución como se está viendo hoy es el garante de nuestros derechos y libertades. Tenemos una de las mejores constituciones del mundo pero como todo en la vida hay que mejorarla", ha expuesto.

«Lo que quiere Ciudadanos es llamar la atención»

Las palabras del líder centrista calificando de "comisión show" la registrada por el PSOE la semana pasada no han gustado a la bancada socialista y su portavoz parlamentaria Margarita Robles, visiblemente molesta, ha respondido poco después que "lo que quiere Ciudadanos es llamar la atención". "Ha descalificado nuestra propuesta para proponer no sabemos muy bien qué pero con menos rigor y solvencia jurídica", se ha quejado la diputada.

El PSOE duda de las intenciones de C’iudadanos y sostiene que los naranjas intentan sacar provecho de la situación de Cataluña. "Vamos a ver si lo que pretende es unir o dividir todavía más a la sociedad española”, ha remarcado Robles.

El dirigente liberal ha reconocido que su propuesta deberá esperar a que se solvente el problema secesionista y además ha precisado que en ningún caso desea un debate sobre la Carta Magna con "ocurrencias" o "comisiones show". Aunque no la ha mencionando expresamente, Rivera se ha referido directamente a la comisión propuesta por el PSOE para revisar el modelo territorial. Sí ha urgido Rivera a Rajoy a no permanecer en el "inmovilismo" y prestarse a dar una solución política a un problema que no se solucionará sólo con los tribunales.

Inmovilismo

El presidente, sin embargo, ha esquivado el dardo "Esto del inmovilismo es muy relativo", ha arrancado el presidente, que ha acabado tirando de ironía: "Si uno no sabe dónde ir", ha dicho, "mejor quédate quieto, que acabas no teniendo ningún problema".

Rajoy ha apelado a la vocación de permanencia con la que nacen "todas la Constituciones" y ha señalado que en muchos años se produce pocos cambios, aunque ha insistido en su disposición a hablar del asunto. Pero antes, ha enfatizado, sería "conveniente" que quedara resuelta esta "batalla" que "va a ganar la ley y el sentido común".

Fotos