Interior despliega 80 antidisturbios para proteger a Rajoy en la Audiencia

Despliegue de seguridad en la Audiencia Nacional. / Efe | Fernando Villar

El operativo de seguridad no será extremo ya que no se espera una asistencia masiva a la protesta de la plataforma 25-S

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El Ministerio del Interior blinda hoy la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares para garantizar la seguridad de Mariano Rajoy durante su comparecencia como testigo en el juicio del 'caso Gürtel'. Pero no va a ser, ni mucho menos, un gran despliegue de seguridad.

Los planes diseñados por la Delegación del Gobierno pasan por movilizar exclusivamente a dos grupos de las Unidades de Intervención de la Policía (UIP, antidisturbios). En total, fuentes del operativo señalan que serán no más de 80 agentes los que tomarán el polígono industrial donde se ubica la sede del tribunal desde las 6.15 horas de la mañana.

Más información

Los responsables policiales han descartado trasladar a Madrid más unidades de los antidisturbios. Las UIP esta siendo sobreutilizadas durante los últimos meses, ya que sobre estas unidades descansa buena parte del esfuerzo de Interior por el nivel 4 de alerta antiyihadista.

Además, los responsables del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido creen suficiente este despliegue, ya que la zona, al estar totalmente aislada de cualquier núcleo de población (Torrejón de Ardoz es el más cercano y se encuentra a medio kilómetro) es muy fácil de acordonar. Sus accesos, además son muy limitados y extremadamente sencillos para controlar.

Las Unidades de Intervención de la Policía estarán apoyadas por algunas decenas de funcionarios de otras especialidades como Guías Caninos, Subsuelo y Servicios de Información, además de los escoltas de Guardia Civil de Moncloa.

Agentes de la Policía Nacional patrullaron el martes la zona y el subsuelo del polígono industrial en trabajos de prevención.

Similar a Nóos

El despliegue de hoy será, en cuanto a envergadura, un operativo de seguridad muy similar al llevado a cabo durante las declaraciones en instrucción y durante el juicio del 'caso Nóos' de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.

La Delegación del Gobierno, en principio, espera un dispositivo de seguridad no demasiado complejo y sin incidentes, a pesar de que la Coordinadora 25-S, la misma que en su momento llamó a «tomar» y luego «rodear» el Congreso en unas protestas que fueron masivas, ha convocado a sus simpatizantes a una concentración a las nueve de la mañana frente a la sede judicial de San Fernando para reclamar la «ilegalización» del PP, «el partido de la mafia».

Los responsables del dispositivo de seguridad no creen que la respuesta a esta propuesta sean tan numerosas como las que tuvieron lugar frente al Congreso de los Diputados en 2012, ya que los accesos a esta retirada zona industrial de Madrid no son particularmente fáciles por transporte público, al margen de que la fecha (primera hora de un día laborable a finales de julio) no parece, a priori, muy atractiva para una concentración.

Bajo el lema «nos mean y dicen que llueven», la coordinadora, que pretende que la ciudadanía acuda con paraguas ante el tribunal, quiere denunciar que los dirigentes del PP que ya han declarado en el proceso se han escudado tras el «no lo sé, no me consta y lo desconozco» para evitar dar explicaciones, pero que el pueblo sí que recuerda que el actual jefe de Gobierno es el «quinto hombre de Aznar».

Fotos