De Guindos critica el «populismo más ramplón» que rechaza el CETA

De Guindos, ministro de Economía, Industria y Competitividad. /EFE
De Guindos, ministro de Economía, Industria y Competitividad. / EFE

El ministro asegura que el acuerdo con Canadá beneficiará a 5.500 empresas españolas

EUROPA PRESSMadrid

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, considera que la oposición de algunas fuerzas políticas, como Podemos o el PSOE, a acuerdos como el CETA se explican desde el "populismo más ramplón", y recuerda que el acuerdo con Canadá beneficiará a 5.500 empresas españolas y será una "referencia" para otros que se negocian, como el del Mercosur.

Así lo señala el ministro en un artículo de opinión publicado en el diario El País, recogido por Europa Press, en el que defiende el libre comercio y los mercados abiertos por ser "fuente de crecimiento económico, prosperidad y creación de empleo".

Para De Guindos, las posiciones contrarias de algunas formaciones políticas en España a acuerdos como el suscrito entre la UE y Canadá solo se explican desde el "populismo más ramplón".

"Nos marginan de nuestro enclave europeo con el argumento de que así se protegen los derechos sociales. Solo los que no tienen memoria ignoran que Europa supone para España pertenecer al área donde los valores democráticos son la clave de bóveda de la convivencia. Salirnos de ahí con actitudes excéntricas nos conduce a un mundo peor donde se levantan los muros del proteccionismo y la exclusión social", sostiene.

En su lugar, De Guindos defiende que el objetivo de los acuerdos de libre comercio es dinamizar el comercio bilateral mediante la eliminación de obstáculos arancelarios y no arancelarios para impulsar la competitividad de las economías y fomentar otros principios y valores, ya que los acuerdos "deben ser inclusivos y contribuir al bienestar de los pueblos".

De esta forma, destaca que los acuerdos de libre comercio son beneficiosos tanto para los consumidores como para las empresas y los trabajadores.

El acuerdo "más moderno y ambicioso"

En esta línea, recuerda que la UE está negociando en estos momentos más de 20 acuerdos de libre comercio y ha concluido recientemente los relativos a Corea, Vietnam o Singapur, además del CETA, con Canadá, que es "el acuerdo más moderno y ambicioso cerrado hasta la fecha".

Según De Guindos, el CETA aborda un amplio espectro de medidas que, en conjunto, beneficiarán a cerca de 5.500 empresas españolas, el 90% de ellas pymes, y supone la desaparición de prácticamente el 99% de los aranceles que soportan los bienes y servicios que exportan estas empresas.

Entre estos bienes destacan los productos industriales -especialmente los del sector farmacéutico- y la alimentación, con la protección de más de 143 indicaciones geográficas de alimentos y bebidas de la UE, de las que 23 son españolas (entre ellas aceite, turrones, quesos, productos cárnicos, frutas y especias). Además, se consolida la protección de las más de 100 denominaciones de origen españolas de vinos y licores.

A modo de ejemplo, el ministro señala que más de 30 millones de empleos en Europa, casi uno de cada siete, dependen directamente de las exportaciones hacia terceros mercados.

En su opinión, el acuerdo con Canadá puede ser una referencia para los que se están negociando ahora, en particular el que unirá a la UE y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), que supondrá la apertura de un mercado de más de 250 millones de consumidores a las empresas europeas y de 500 millones a las compañías de Mercosur.

"España se ratifica en su firme convicción de que el libre comercio es fuente de crecimiento integrador y generador de empleo", recalca De Guindos en el artículo, en el que añade que "la presencia de la UE en este tipo de acuerdos es una garantía de respeto de los estándares de bienestar, medioambientales y de seguridad alimentaria propios de Europa".

Contenido Patrocinado

Fotos