La Generalitat no acata la intervención de sus cuentas

Junqueras y Puigdemont./Efe
Junqueras y Puigdemont. / Efe

Junqueras afirma que la intervención de la Generalitat está suspendida por el Supremo | «¿Qué tiene que ver la factura de un paracetamol con el referéndum?», se pregunta

CRISTIAN REINO / AGENCIASBarcelona

La Generalitat catalana ha dado esta mañana un paso más en su desafío al Estado central y se ha negado a acatar la intervención de sus cuentas. Cuando se cumplía el plazo de 48 horas dado por el Gobierno central para que Carles Puigdemont firmara el "acuerdo de no disponibilidad de crédito" del presupuesto, lo que implicaba que la Generalitat no podía contraer nuevos compromisos de gasto durante este ejercicio y sus cuentas pasaban a estar controladas por el Ministerio de Hacienda, el Ejecutivo autonómico ha anunciado que todo "sigue igual", y que sigue operando con "normalidad".

Más información

Según ha señalado el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el Supremo ha admitido esta mañana a trámite el recurso, que "tiene efectos sustantivos". Hasta el punto que a su juicio el acuerdo suscrito el viernes por el Gobierno "está suspendido" por el Supremo. "Usan la ley de estabilidad presupuestaria para obtener beneficios políticos", están "fuera de ley", ha cargado Junqueras contra Rajoy y Montoro. El dirigente de ERC cree que la jurisprudencia del Supremo les ampara para seguir actuando con normalidad, al margen de la decisión del Gobierno central. "¿Qué tiene que ver la factura de un paracetamol con el referéndum. Es un exceso sin amparo legal", ha apuntado. Junqueras ha señalado que se han dirigido a los bancos por vía administrativa y notarial para comunicarles la situación. "El Gobierno ha hecho unas declaraciones. Pero no especifica nada de cómo se tiene que hacer todo esto", según Junqueras. "No pueden apropiarse de algo que no es suyo. No hay orden judicial", ha rematado.

El TSJC rechaza la recusación del Govern

Por otro lado, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado el "burdo intento" del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y del conseller de Presidencia, Jordi Turull, de intentar recusar a cuatro magistrados por la investigación del referéndum alegando que no son imparciales. "El directo propósito de los querellados no es otro que el de dilatar injustificamente la tramitación de la querella", concluye la Sala Civil y Penal del TSJC en una resolución de este martes en la que inadmite la recusación.

El tribunal ha cargado contra el intento de recusación que "por esta tosca instrumentalización y por su falta absoluta de fundamento integra un verdadero supuesto de abuso de derecho y de fraude procesal". La recusación se dirigía contra los tres jueces que admitieron a trámite la querella de Fiscalía contra el Govern por el referéndum -Jesús María Barrientos (presidente), Carlos Ramos y Francisco Valls- y la magistrada Mercedes Armas, como instructora de la misma.

Para el TSJC, el hecho de que se dirija también contra la magistrada instructora demuestra que, además de intentar impedir la formación del órgano judicial apelando a razones institucional "ajenas por completo al sentido de la causa", intentan dilatar injustificamente la tramitación de la querella.

Contenido Patrocinado

Fotos