Dimite el director de los Mossos para no desobedecer al juez durante el 1-O

Albert Batlle, en el centro de la imagen. / Efe

Albert Batlle se suma a la lista de altos cargos que abandonan el gobierno de Puigdemont para evitar una consulta ilegal y será sustituido por Pere Soler

CRISTIAN REINO / AGENCIASBarcelona

El director de la Policía catalana, Albert Batlle, ha anunciado esta mañana su dimisión del cargo, después de que el viernes fuera cesado el consejero de Interior, Jordi Jané, por mostrar sus dudas respecto al proceso soberanista. Estaba en la cuerda floja desde que reconoció en TVE, que si un juez lo ordena los Mossos detendrán a Carles Puigdemont o Carme Forcadell.

Según han informado fuentes del gobierno catalán, el nuevo director de los Mossos será Pere Soler, que en 2013 fue nombrado director general de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, en sustitución de Xavier Martorell, que dimitió acosado por su presunta vinculación con supuestos espionajes políticos a través de la agencia de detectives Método-3.

Más información

En ese momento, la consellería de Justicia estaba encabezada por Germà Gordó, quien ha abandonado recientemente el grupo de JxSí en el Parlament y ha pasado a ser diputado no adscrito después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acordara investigarle por el caso del 3 %, sobre el supuesto cobro de comisiones de CDC.

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1967, Pere Soler es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona (1991), máster en Derecho y Transmisiones Electrónicas por la Universidad de Valencia (2000-2001) y especialista en estudios europeos.

Pere Soler Campins ha desarrollado su actividad profesional como abogado en Terrassa, donde tiene despacho desde 1992. Además, fue presidente del Tribunal Arbitral de Terrassa y concejal de CiU en el ayuntamiento de esa ciudad.

Batlle, antiguo dirigente socialista, se ha manifestado en los últimos meses contrario a que los Mossos, que están llamados a jugar un papel clave en el referéndum 1-O, desacataran órdenes judiciales. El número 2 de Interior abandona el cargo y lo hace antes de que le cesen, ya que el nuevo consejero de Interior, Joaquim Forn, no quiso el sábado asegurar que tenía toda su confianza en el director general, lo que era una manera de abrirle la puerta. Ni Forn ni el nuevo consejero de la Presidencia, Jordi Turull, descartaron que pudiera haber nuevos ceses. Batlle fue nombrado director de los Mossos por Ramon Espadaler.

La baja de Batlle se une a las que Carles Puigdemont anunció el viernes pasado: el relevo en las consejerías de Interior, Educación y Presidencia, además del secretario del Gobierno y la destitución de Jordi Baiget como consejero de Empresa, formalizada hace diez días. El Ejecutivo catalán está completando su remodelación de cara a formar un equipo que esté al 100% comprometido con llegar hasta el final en el desafío constitucional.

Por su parte, los sindicatos de los Mossos d'Esquadra han explicado que la dimisión genera "incertidumbre" y han reiterado que cumplirán la ley. El portavoz del Fepol, Valentín Anadón, ha asegurado que la salida de Batlle genera "preocupación e incertidumbre" aunque también ha transmitido un mensaje de tranquilidad porque la policía seguirá garantizando la seguridad jurídica. "El papel de los Mossos está claro: garantizar la cohesión y la seguridad jurídica", ha explicado Anadón. Según ha indicado, por definición la policía cumple la ley y a su entender ahora "no es momento de excepciones". Al preguntársele por si ve posible que el Gobierno central tome el control de los Mossos, ha considerado que "puede pasar cualquier cosa" y ha lamentado que tanto la policía catalana como la ciudadanía en general desconocen cuáles son los planes del Estado y de la Generalitat.

El portavoz del SME, Toni Castejón, que valora que estos cambios en pocos días generan "inestabilidad", ha recordado que el cuerpo de Mossos es jerárquico y confía en el buen criterio del mayor, Josep Lluís Trapero. "Confiamos en que el mayor hará lo correcto esté quien esté como cargo político" al frente de la Conselleria, ha valorado Castejón. Ha apuntado que los dos responsables de Interior que tenían un discurso "claro" sobre el respeto a la ley se han ido, aunque no ha querido interpretarlo, y ha considerado respetable la decisión de Batlle.

Fotos