La Diada toma las calles de Barcelona