Rajoy evita responder a la oposición sobre 'Gürtel' y recuerda al PSOE el GAL

Rajoy, en el Congreso. / Mariscal (Efe)

«Me piden que vaya como testigo, respondo a las preguntas, me traen aquí y ahora me piden responsabilidades políticas. ¡Por favor, un poco de nivel!», ha dicho

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

"¿Cuándo liquidamos definitivamente la presunción de inocencia?". Mariano Rajoy ha replicado así, en su segunda intervención, a los grupos parlamentarios que en el 'caso Gürtel' se ha limitado a testificar ante la Audiencia Nacional tal y como le reclamaron. "Ahora ya no puede uno ni ser testigo en un tribunal", le ha reprochado a Margarita Robles, a quien recuerda que también ella cumplió con esa obligación en el año 2000 durante el juicio por el asesinato de los etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala a manos del GAL bajo el gobierno de Felipe González.

"He comparecido en condición de testigo como usted, señora Robles, cuando en su día declaró ante el juez Gómez de Liaño que la Guardia Civil que entonces dirigía usted entorpeció la operación realizada por la Policía Nacional en el caso de Lasa y Zabala", ha devuelto el presidente del Gobierno a la portavoz parlamentaria de los socialistas. "No fue una condena, no se le abrió juicio oral, no se le imputó ni se le investigó -ha insistido-, y a nadie se nos ocurrió decir nada".

Rajoy, además, ha subrayado que fue Adade, una asociación que vincula al PSOE, la que reclamó su presencia en el proceso judicial por la primera etapa de la trama Gürtel. "Me piden que vaya como testigo, respondo a las preguntas, me traen aquí y ahora me piden responsabilidades políticas. Por favor, ¡un poco de nivel! Luego me dicen que no hay que politizar la justicia", ha censurado el presidente, que exige "equidad" a los socialistas.

Robles, en cambio, ha subrayado una diferencia entre el proceder del jefe del Ejecutivo y el suyo como exsecretaria de Estado de Interior en los tribunales. "Gracias a mi actuación -ha respondido la dirigente socialista- fueron condenados los autores de los hechos".

Mientras tanto, la oposición -PSOE, Podemos, PNV y Esquerra- ha instado al presidente a dejar de lado las "evasivas" y contestar las preguntas que se le han formulado en el pleno monográfico de hoy sobre 'Gürtel'. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, entiende que ha quedado demostrado que el formato del pleno no era el más adecuado para interrogar a Rajoy sobre los escándalos que afectan al PP.

Antes, en su primera intervención, el presidente del Gobierno ha descartado asumir responsabilidad política alguna por los casos de corrupción en los que se ha visto envuelto el PP. "Mi obligación es gobernar (…); no voy a abdicar de ella", ha anticipado Mariano Rajoy en el pleno extraordinario sobre el 'caso Gürtel' que tiene lugar en el Congreso. El jefe del Ejecutivo ha advertido, además, a los grupos parlamentarios de que cuentan con un instrumento para "obligarle" a lo contrario: la moción de censura.

Rajoy, que asegura haber intervenido en 52 ocasiones en la Cámara Baja para atender las exigencias de la oposición sobre los escándalos que han afectado a su partido, ha reprochado a los partidos que esta sea su prioridad en el inicio del curso político y no la gestión del Gobierno. La agenda, a su juicio, debería estar marcada por la lucha antiterrorista y el reforzamiento del pacto contra el yihadismo, la defensa de la unidad de España frente a la "provocación" de Cataluña o la recuperación económica. El de la censura por 'Gürtel', ha criticado, es un camino "tan trillado" que podría no llevar a "ningún lado".

Más información

El presidente ha avanzado en su intervención inicial, y a la espera de que los grupos intervengan, que no admitirá "mansamente" las acusaciones de la oposición y la "pena" de abandonar el Gobierno. Rajoy insiste en que son "los tribunales y las urnas" los que juzgan los casos de corrupción. Dicho esto, no ha entrado en el fondo de las preguntas que según las formaciones parlamentarias habrían quedado sin resolver en su declaración como testigo ante la Audiencia Nacional el pasado 26 de julio.

Es más, el jefe del Ejecutivo ha cuestionado la "utilidad" del debate de hoy. "Me temo más bien que el objetivo de algunos sea otro e intuyo que hay mucha gente que empieza a darse cuenta", ha zanjado.

«El PSOE no puede dar lecciones a nadie»

Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, ha acusado a la oposición de querer dar lecciones. «Es incomprensible que el PSOE pretenda dar lecciones a nadie» sobre corrupción cuando es «el único partido condenado por sentencia firme por corrupción».

El popular ha tenido para todos. Así, a Podemos les ha dicho, en concreto a su portavoz, Pablo Iglesias, que quieren hacer lo mismo que Maduro en Venezuela.

Fotos