ERC abandona el pleno tras pedir a Rajoy sacar «sus sucias manos» de Cataluña

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián. / Efe

Las detenciones en Cataluña tensionan el Congreso de los Diputados

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

La detención del número dos de Oriol Junqueras ha alterado el contenido y el tono de la sesión de control del Gobierno en el Congreso de los Diputados. El representante de Esquerra, Gabriel Rufián, ha advertido a Mariano Rajoy de que por cada arresto, habrá "cientos" de ciudadanos dispuestos a tomar el relevo.

Más información

"Hemos amanecido con la Guardia Civil frente a las casas de nuestros amigos. Usted y sus lacayos en este mismo momento están deteniendo a cargos electos catalanes simplemente por sus ideas -ha censurado Rufián- y le pido y le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas".

Los diputados de la formación independentista, que entienden que ya no hay "una lucha por los derechos nacionales de Cataluña, sino por los derechos civiles", han abandonado sus escaños tras escuchar la respuesta del presidente del Gobierno. "No le voy a explicar lo que es el Estado de Derecho, ni lo sabe ni tiene ningún interés, esta es una operación que se ha hecho por decisión del juez y cualquier demócrata, no sé si usted lo es y no voy a entrar en el análisis, tiene obligación de estar a lo que diga uno de los tres poderes del Estado", ha replicado Rajoy.

El propio Rufián, a primera hora de la tarde y ya en Barcelona, se ha dirigido a los miles de personas que permanecen ante la sede de la Conselleria de Economía para ampliar sus críticas. Con un megáfono en mano, Rufián ha dicho a los allí concentrados que "sois dignos herederos de vuestros abuelos y vuestros padres" para añadir: "¡Viva la madre que os parió!". "Sois y somos la única amenaza al régimen del 78. Digamos alto y claro que el problema no es solo (Mariano) Rajoy, también lo son (Pedro) Sánchez y (Albert) Rivera", ha añadido.

Acompañado por otros diputados y senadores de ERC y del PDeCAT, Gabriel Rufián ha asegurado que en Cataluña "no solo luchamos por los legítimos derechos nacionales, sino por los derechos civiles y sociales de todo el mundo". "También lo hacemos por el resto de pueblos de España", ha agregado Rufián, momento en que los congregados ante la sede de Economía han coreado, en castellano, la frase: "El pueblo, unido, jamás será vencido".

El Gobierno, «actuando con proporcionalidad»

Rajoy se ha mostrado convencido de que el Gobierno está cumpliendo con su obligación y ha garantizado que lo seguirá haciendo "hasta el final". "Estamos actuando con proporcionalidad después de las cosas que hemos visto en las últimas fechas en Cataluña, porque lo que han hecho ustedes y algunos otras fuerzas políticas es -ha reiterado- de extrema gravedad y profundamente antidemocrático".

La intervención del presidente, que ha concluido con una llamada a que cesen las amenazas a concejales y alcaldes que no comparten la estrategia independentista, ha sido respaldado por PP y Ciudadanos. Los diputados liberales han despedido en ese momento a Esquerra agitando la mano en el aire.

Concluida la sesión, Rajoy ha insistido en que el Gobierno actúa con proporcionalidad y en el Estado "lógicamente tiene que reaccionar" ante el incumplimiento de la ley. "Estaban avisados, sabían que el referéndum no se podía celebrar y pido que haya una rectificación y que volvamos a normalidad y el sentido común", ha reclamado.

«Profundas heridas» y una decisión «oportunista»

Los diputados del PDeCAT también han abandonado el pleno y han advertido fuera del hemiciclo de "las profundas heridas" que estas detenciones pueden generar en la sociedad catalana. A diferencia de Esquerra, los diputados nacionalistas han advertido de que reflexionar sobre su continuidad en el Congreso en el futuro.

Cuentan con el respaldo del líder de Podemos, que ha denunciado el arresto del secretario general de Economía y número dos Junqueras, Josep Maria Jovè. "Es una vergüenza -ha reprochado Pablo Iglesias- que tenga que haber presos políticos mientras un partido corrupto está parasitando las instituciones".

Los socialistas, en cambio, han aprovechado su intervención en la sesión de control para respaldar al Gobierno, después de que ayer el grupo parlamentario rechazar la iniciativa de Ciudadanos para apoyar al Ejecutivo frente al desafío catalán.

A juicio de la portavoz, Margarita Robles, el PSOE no necesita para estar en la defensa de la legalidad, ninguna proposición no de ley "oportunista". El secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha puesto el acento en que los arrestos y registros se han realizado "por decisión judicial". "Es un Estado de Derecho", ha zanjado.

Contenido Patrocinado

Fotos