Prisión para uno de los policías detenidos por la muerte a tiros de una turista española en Río

El italiano Carlo Zanineta, conductor del vehículo en el que viajaba la española María Esperanza Jiménez Ruiz. / Efe

La versión de la Policía Militar apunta a que el coche en el que viajaba María Esperanza Jiménez Ruiz se saltó un control policial, pero todos los ocupantes del vehículo coinciden en que no hubo señal para que se detuvieran

EFEMADRID

El teniente de la policía militar brasileña acusado de la muerte de una turista española en una favela de Río de Janeiro ha sido detenido y trasladado a prisión a la espera de juicio bajo el cargo de "homicidio calificado", según fuentes oficiales.

El teniente de la Policía Militar Davi dos Santos Ribeiro está acusado de disparar contra el auto en el que viajaba la turista española María Esperanza Jiménez Ruiz, que fue herida en el cuello y murió ayer en la Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro.

La víctima, de 67 años, su hermano y su cuñada, estaban acompañados del conductor del auto y una guía de turismo, y acababan de realizar una visita a la comunidad cuando su coche fue tiroteado.

La versión inicial de la Policía Militar apuntó a que el auto se saltó un control policial y no respetó la orden de parar, pero todos los ocupantes del vehículo coinciden en que no hubo señal para que se detuvieran.

"Fue una actitud criminal (del teniente) porque incluso si el auto hubiera violado una orden de pare, la ley no justifica que se dispare contra un vehículo y menos ocupado por civiles", afirmó hoy el comisario de homicidios de la Secretaría de Seguridad de la ciudad de Río, Fabio Cardoso.

El auto en que viajaba María Esperanza, un Fiat Freemont, fue alcanzado por dos disparos que impactaron en el guardabarros trasero y en la ventana trasera.

Según Cardoso, el de la ventana trasera alcanzó a María Esperanza en el cuello y siguió su trayectoria hasta que casi hiere también al conductor, un italiano que reside desde hace cuatro años en Río.

Además, la policía investiga a otro agente de la policía militar que disparó al aire al paso del auto.

Cardoso explicó que el teniente Dos Santos utilizó su derecho a guardar silencio durante el largo interrogatorio al que fue sometido esta madrugada. El comisario confió en tener las conclusiones de la investigación en un plazo de diez días.

Fotos