El partido de Colau rompe el pacto de gobierno con el PSC en Barcelona

Ada Colau. / Efe

La gobernabilidad del consistorio será ahora más complicada y BComú podría optar por buscar una mayor complicidad con las fuerzas independentistas

EFEBarcelona

Las bases de Barcelona en Comú (BComú) han decidido en una consulta interna, con un 54,18% de los votos, que la formación de Ada Colau rompa el pacto de gobierno con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, donde ahora gobernará en minoría.

A la formación de Colau, que cuenta con 11 concejales de 41 en el consistorio, el PSC le aportaba otros cuatro concejales. La pregunta de esta consulta a los militantes era que si, "dado el apoyo del PSC/PSOE al 155 hay que poner fin al pacto" que hizo que los cuatro concejales socialistas se incorporaran al gobierno municipal.

La gobernabilidad del consistorio será ahora más complicada y BComú podría optar por buscar una mayor complicidad con las fuerzas independentistas PDeCAT (9), ERC (3) y CUP (3), aunque en días anteriores ya había comunicado que su voluntad es la de no firmar ningún otro pacto de gobierno.

«Entre Barcelona e independencia, escoge independencia»

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha cargado contra Colau ya que ella "entre Barcelona y la independencia, ha escogido la independencia"; incluso ha dicho que no podrá "mirar igual" a los comunes. En la presentación de la lista electoral del PSC para el 21-D, Iceta ha encajado "con tristeza" esta decisión.

Luego, ha arremetido de nuevo contra Colau: "Me ha sabido muy mal que en todo este proceso no hayamos oído la voz de la alcaldesa diciendo su opinión, si valía la pena mantener o no el pacto. Se ha querido esconder su opinión. Quizá es la alcaldesa pero no la líder que Barcelona necesita".

Iceta ha negado que la dirección de los comunes sea "de fiar" porque selló un pacto municipal con el PSC de Barcelona que "decía de manera explícita que quedaban fuera de las cuestiones acordadas aquellas que no tuviesen que ver estrictamente con el gobierno de la ciudad".

Además, ha protestado: "Entre la inestabilidad y la estabilidad, ha escogido inestabilidad; entre un gobierno de izquierdas y plegarse a las exigencias de Trías y de Alfred Bosch, ha escogido lo segundo". Iceta ha agradecido "a este 45%" de militantes de los comunes "que han votado en contra de romper este pacto", que hacía posible "uno de los pocos gobiernos de izquierda realmente compartidos, no sólo en Cataluña sino en el conjunto de España".

La CUP aplaude y tiende la mano

La decisión de las bases de BComú ha sido aplaudida por el portavoz de la CUP en Barcelona, Quim Serra, en declaraciones a los periodistas durante la Asamblea Nacional Extraordinaria de su formación en Granollers (Barcelona). Serra ha descrito tal decisión como una "muy buena noticia", pues a su juicio el PSC "representa la careta simpática del despliegue del proyecto neoliberal".

Además, ha acusado al partido liderado por Iceta de manifestarse "alineado con la extrema derecha" y le ha reprochado la alianza con Units per Avançar para incorporar en la lista electoral al democristiano y exdirigente de Unió Ramon Espadaler.

Serra ha tendido la mano de la CUP, que cuenta con tres concejales en el consistorio, pero avisando de que "nada será gratuito", pues los antisistema quieren iniciar un proyecto que sea "rupturista" respecto a la tendencia "neoliberal" que creen que sigue imperando el Ayuntamiento barcelonés.

«La emperatriz de la ambigüedad»

El portavoz de la ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, ha afirmado que la alcaldesa de Barcelona "prefiere a Trías el del trust" antes que al PSC para pactar en el Ayuntamiento.

"La emperatriz de la ambigüedad prefiere a Trías. Y estos son los que nacieron para tender puentes y dialogar", ha escrito Puente en su cuenta de Twitter utilizando ese sobrenombre que Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo, dedicó a Colau en la manifestación por la unidad de España del pasado 29 de octubre.

Otros miembros de la dirección del PSOE han reaccionado también en las redes sociales a la noticia sobre la ruptura del pacto, entre ellos el secretario de Organización, José Luis Ábalos, para quien "entre izquierda e independentismo, Colau opta por lo segundo".

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en la misma línea ha opinado que con esa decisión, "Ada Colau y los comunes siguen su hoja de ruta independentista". La exministra socialista Beatriz Corredor ha abundado en la idea de que "Colau está en el secesionismo", al tiempo que ha defendido que "la única tercera vía" de cara a las elecciones catalanas del 21-D es el PSC con su "transversalidad, convivencia y catalanismo integrador".

Por su parte, el exalcalde de San Sebastián y secretario de Transparencia y Democracia Participativa del PSOE, Odón Elorza, ha considerado que la "expulsión" del PSC del gobierno de barcelona es un nuevo "error de frentismo y ambigüedad soberanista en la aliada de Podemos".

Fotos