La cultura despide al exministro

El nuevo presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso./EFE
El nuevo presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso. / EFE

Diferentes personalidades del mundo de la cultura opinan sobre la dimisión del ministro por sus problemas con Hacienda

AGENCIASMadrid

El mundo de la cultura despide, sin apenas conocerle, al ministro más breve de la democracia española, Màxim Huerta, quien hoy ha dimitido del cargo tras conocerse que defraudó a Hacienda 218.000 euros.

El director y guionista Mariano Barroso, elegido presidente de la Academia Cine el pasado fin de semana, ha manifestado su sorpresa por la brevedad de Huerta en el cargo. «Ha permanecido tan poco tiempo que no hemos tenido tiempo de valorar su gestión ni sus proyectos», ha señalado Barroso, que tuvo ocasión de saludarlo durante la toma de posesión hace seis días.

«Me dijo que es un apasionado del cine y que tenía muchas ganas de ponerse en marcha, pero no llegamos ni a fijar fecha para una reunión», ha asegurado. En cuanto a su decisión de dimitir, Barroso ha expresado su respeto. «Imagino que, si ha dimitido, es porque se convertía en un punto débil para el Gobierno», se ha limitado a señalar.

Del próximo ministro espera «que sea una persona solvente y con ganas de darle al cine el lugar que corresponde, como sector estratégico que aporta una tremenda riqueza al país, desde un punto de vista económico y de identidad, cultura, memoria y proyección internacional».

«Estábamos muy contentos de que hubiese un ministerio y un ministro de Cultura, por lo que su dimisión nos parece una mala noticia, lamentable», ha dicho a Efe José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la SGAE. «Acababa de tomar el cargo, no sabíamos qué iba a hacer con la cultura ni qué programa tenía, así que nos tomamos la misma prudencia al valorar esta marcha que la que tuvimos cuando fue elegido para el cargo», ha señalado Albert Salmerón, presidente de la Asociación de Promotores Musicales (APM), la mayoritaria del sector en España.

Por su parte, el presidente de la ACE (Asociación Colegial de Escritores) y la plataforma Seguir Creando, Manuel Rico, ha opinado que Huerta «no tenía más remedio que dimitir o ser cesado» y que le hubiera resultado «muy complicado» sentarse a negociar sobre los problemas actuales de compaginar el cobro de derechos de autor y las pensiones con escritores jubilados que han sido sancionados por ello.

Sobre su sustituto, ha apuntado a Efe que confía en que sea una persona «conocedora del sector cultural y familiarizada con los problemas que vive el sector», a la que le reclaman lo mismo que a su predecesor, que tras tomar posesión citó al novelista y político galo André Malraux en su discurso y en el de despedida recurrió a Lope de Vega.

Sacar adelante el Estatuto del Artista, que «marcará un punto y aparte en las políticas culturales de nuestro país», acabar con la incompatibilidad de cobro de derechos de autor y pensiones, que reduzca «radicalmente» el IVA cultural, que aumente las ayudas a las bibliotecas para que puedan ampliar sus fondos, una lucha «eficaz» contra la piratería y la defensa de los derechos de autor.

Desde la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (Adepi), su presidente, Antonio Fernández, ha manifestado que no imaginaban que la recuperación del Ministerio de Cultura iba a acabar «estando en boca de todos por un asunto ajeno a la cultura». Sobre el sucesor de Huerta, sólo ha podido desear al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «el mayor acierto en su elección» y que se vea refrendado por el «buen funcionamiento» del Ministerio.

El director de la Feria del Libro de Madrid, Manuel Gil, ha expresado su sorpresa por la dimisión de Huerta y ha declarado que, «si las informaciones que han aparecido en los medios son ciertas, su dimisión es un signo de transparencia por parte del Gobierno», aunque ha apostillado que habría que comprobar «si la actividad de Huerta era entonces permitida por Hacienda».

«Me gustaría que la cultura vuelva a estar en el centro de las conversaciones y las preocupaciones del poder público y que se resuelvan temas bastante abandonados como la propiedad intelectual o la ley de mecenazgo», ha añadido.

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), José Miguel Fernández Sastrón, ha calificado de «lamentable la situación» del sector cultural tras la dimisión del ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta. «Ha sido una situación lamentable y confiamos en tener otro ministro de Cultura en breve periodo de tiempo», ha señalado en declaraciones a Europa Press el directivo de la SGAE.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos