Los Mossos intentaron incinerar órdenes para no actuar el 1-O

Mossos de Esquadra durante el referéndum del 1-O./Efe
Mossos de Esquadra durante el referéndum del 1-O. / Efe

La Policía ya ha comunicado a la Audiencia Nacional que entre la documentación incautada hay papeles de interés para la causa de sedición

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Policía Nacional ha comunicado a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que entre la documentación que los Mossos d’Esquadra trataron de incinerar el pasado 25 de octubre en la planta de tratamiento y selección de residuos Tersa, en Sant Adrià de Besòs (Barcelona) hay órdenes de mandos intermedios sobre el operativo del 1-O, en particular instrucciones para no actuar en los colegios que ya estaban ocupados, o sea la mayoría de los centros, y limitarse a comunicar que el referéndum había sido ilegalizado.

La policía autonómica no pudo quemar aquellos papeles porque la comitiva (una furgoneta y dos vehículos de escolta) fue interceptada por la Policía, que necesitó de una orden firmada por Lamela para poder acceder a los documentos que iban a ser destruidos.

Los Mossos aseguraron en un primer momento que se trataba de documentación exclusivamente burocrática de la Comisaría General de Información, con datos sobre nóminas, bajas, vacaciones otros temas menores que, al afectar a la intimidad de los agentes, se destruían de forma periódica.

El hallazgo de esta documentación, que ha sido adelantado por el diario El Mundo, podría complicar la situación procesal del exmáximo responsables de los Mossos Josep Lluís Trapero, quien está imputado por sedición en la Audiencia Nacional. Trapero ordenó oficialmente desalojar los centros el día de la votación, en cumplimiento de las órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, aunque prohibió a sus agentes el uso de la fuerza.

Contenido Patrocinado

Fotos