Millo y Nieto, insultados en un restaurante del centro de Barcelona

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (d) junto al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo./Andreu Dalmau (Efe)
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto (d) junto al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. / Andreu Dalmau (Efe)

Una señora que formaba parte de un grupo de comensales que se estaba organizando para ir a votar el domingo ha increpado a los representantes del Gobierno

EUROPA PRESSMadrid

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo y el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, fueron insultados al mediodía de hoy, cuando se disponían a comer en un restaurante del centro de Barcelona, por una señora que formaba parte de un grupo de comensales que se estaba organizando para ir a votar el domingo al referéndum ilegal convocado por la Generalitat catalana.

Según fuentes de los comensales del restaurante, que estaba lleno a la hora a la que han acudido los representantes del Ministerio del Interior, el incidente ha comenzado cuando Millo, Nieto y las personas que les acompañaban -un total de siete- se han sentado para comer dentro de un restaurante del Paseo de Gracia.

Justo en la mesa de al lado había un grupo de unas veinte personas que ya estaban almorzando. Una señora se ha levantado y ha comenzado a insultar al delegado del Gobierno en Cataluña, gritaba e increpaba a los acompañantes.

El propietario del establecimiento ha acudido ante el barullo que estaba montando. La señora, según han relatado a Europa Press clientes del citado restaurante, le ha pedido que cambiara a Millo, Nieto y sus acompañantes de mesa porque no quería tenerles cerca. Según ha explicado, estaban organizándose para ir a votar el próximo domingo.

Los representantes de Interior han permanecido en su mesa sin moverse, ante lo que la señora -de unos 60 años, buen aspecto y muy bien arreglada según las mismas fuentes- ha reclamado que les cambiaran a ellos de lugar o que, de lo contrario, les llevaran la cuenta y abonarían lo que habían tomado hasta el momento.

El propietario, finalmente, ha ubicado a esta mujer y a la veintena de personas que formaban parte de la mesa en otro lugar del establecimiento, alejado de los representantes del Gobierno español, aunque en el traslado ha seguido increpando, sobre todo a Millo, y lanzando improperios.

Tanto el secretario de Estado de Interior como el delegado del Gobierno en Cataluña acababan de asistir a la reunión de la Junta de Seguridad convocada por Carles Puigdemont, acompañados del coronel Diego de Pérez de los Cobos y del secretario general técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver.

Contenido Patrocinado

Fotos