Fuentes Gago: «No hay ninguna operación Cataluña»

La mano derecha del exnúmero dos de la Policía confiesa que estuvo adscrito a Zarzuela sin trabajar realmente para la Casa Real

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El inspector jefe José Ángel Fuentes Gago -mano derecha del exnúmero 2 de la Policía, Eugenio Pino- ha asegurado tajante ante la comisión de investigación sobre el uso partidista del Ministerio del Interior que “no hay ninguna operación Cataluña”. Es más, que él jamás participó en la denominada ‘policía política’,

No obstante, ha admitido que fue él quien, por su relación “personal” con el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso, facilitó las reuniones con el exministro Jorge Fernández, en octubre de 2014, en la que ambos conspiraron contra políticos independentistas. Unos encuentros que fueron grabados y aireados posteriormente. El compareciente ha afirmado que no tenía “ni idea” de quien grabó aquellos dos encuentros y ha insistido él no “manejaba las agendas” del exministro y de De Alfonso.

El inspector, que fue la persona que enseñó a De Alfonso el pantallazo con la falsa cuenta en Suiza de Xavier Trías, ha remarcado en que sigue sin “dudar de la fuente” que le mostró aquella cuenta inexistente. Tras insistir en desvincularse de esa brigada patriótica sí que ha admitido que llegó a viajar a Ginebra para comprobar si efectivamente existía ese depósito.

Confesión

El compareciente ha tenido que reconocer hoy en la comisión de investigación sobre el uso partidista del Ministerio del Interior que estuvo adscrito como jefe operativo de seguridad en Zarzuela de manera fraudulenta, sin trabajar jamás para la Casa Real.

“No tuve ninguna relación ni presté ningún servicio” en Zarzuela, ha confesado Fuentes Gago, que no ha podido explicar, más allá, del cobro de “dietas” que estuviera adscrito a la Casa Real, cuando dependía de la Dirección Adjunta Operativa (DAO) que dirigía Pino y cuando realizó más de una decena de viajes a Barcelona.

El mando policial tampoco ha podido explicar por qué viajó en tantas ocasiones a Barcelona, si bien ha reconocido que fue por orden de Pino (al que no quiso citar por su nombre, solo por su cargo) y por el exjefe de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas, también involucrado en la brigada política.

“La guerra entre comisario es un titular periodístico” ha apuntado el inspector jefe, que ha reconocido que su puesto de jefe de gabinete de Pino no existía en el catálogo.

Fotos