Miles de personas se manifiestan en Barcelona a favor de la unidad de España

Manifestantes en Barcelona. / EFE

En ayuntamientos de todo el país, ha habido concentraciones reivindicando la legalidad de la Constitución frente al referéndum soberanista

AGENCIASMadrid

Unas 5.500 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado la tarde de este sábado en las calles de Barcelona a favor de la unidad de España y contra la celebración del referéndum de independencia convocado para este domingo en Cataluña.

La concentración ha sido convocada por las entidades D'Espanya i Catalans, Españoles de a Pie y Sí a España, y los manifestantes han enarbolado banderas españolas en su mayoría, alguna bandera catalana y también de la Unión Europea, además de banderas con la cruz de Borgoña, de la Legión y alguna con símbolos fascistas como la cruz celta.

Más información

Los concentrados han gritado consignas a favor de la unidad es España, han vitoreado a la Guardia Civil y han cantado 'Trapero dimisión', 'Viva la Guardia Civil', 'Puigdemont a prisión' y 'No vais a votar, referéndum ilegal', entre otras proclamas.

La manifestación ha empezado a sobre las 17:30 horas en la plaza Urquinaona, aunque los manifestantes se han concentrado previamente, y ha discurrido por la Via Laietana hasta la plaza Sant Jaume, donde está el Ayuntamiento y la Generalitat.

Uno de los momentos más destacados de la marcha se ha producido cuando han pasado ante la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, situada en la Via Laietana, donde los manifestantes han aplaudido y vitoreado a los policías que allí se encontraban y que han agradecido este hecho saludando a los manifestantes.

Pancartas, banderas y familias

En la manifestación han participado personas de diferentes edades, aunque ha destacado la presencia de mayores y de familias con niños, que también lucían banderas españolas anudadas al cuello.

En la cabecera de la marcha se ha desplegado una pancarta con el lema 'Catalunya es Espanya. Democracia, futuro y libertad', mientras que los asistentes han lucido pancartas con lemas a favor del Estado de Derecho y de la Constitución, como 'Constitución es Democracia' o 'España no se vota', entre otros.

'Estelada' quemada

A su llegada a la plaza Sant Jaume, un manifestante se ha encaramado a uno de los ventanales del Ayuntamiento y ha intentado arrancar la pancarta con el lema 'Més democràcia' que luce en la fachada del consistorio, y otros han arrojado huevos contra la fachada.

También han arrancado una pancarta de Òmnium Cultural que estaba desplegada en un edificio de la plaza, en la esquina con la calle Ferran, y han quemado una bandera 'estelada' frente al Palau de la Generalitat.

Concentración en Madrid

Otra concentración multitudinaria ha sido de la de Madrid, en la plaza de Cibeles frente a la sede del Ayuntamiento, donde los asistentes han coreado frases como "España unida jamás será vencida" o "Puigdemont a prisión", así como otros cánticos en apoyo a la Guardia Civil y a la Policía Nacional.

La convocatoria realizada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) bajo el lema "España somos todos", ha contado en Madrid, según la Delegación del Gobierno, con la participación de unos 10.000 manifestantes que han portado numerosas banderas de España.

Poco a poco los manifestantes, entre los que se encontraba el exministro Jaime Mayor Oreja, han ido moviéndose hacia la carretera. Al término de la concentración, sin incidentes y en la que se han visto algunas banderas preconstitucionales, estaban cortados el paseo del Prado y de Recoletos y parte de la calle de Alcalá.

En Tarragona y Reus, sin incidentes

En Cataluña ha habido concentraciones a favor de la unidad de España en otras localidades, como Tarragona, en la que han participado unas 300 personas en la plaza de la Font, o Reus, sin que se hayan registrado incidentes.

La situación ha sido más tensa en Vitoria, donde una treintena de personas se han concentrado frente al Ayuntamiento con dos banderas de España, y frente a ellos, separados por la Ertzaintza, un centenar de jóvenes, con ikurriñas y "esteladas", les han insultado con gritos como "fascistas".

Al concluir la concentración, se han producido unos pequeños incidentes, en los que han sido identificados cuatro jóvenes por parte de la Policía autonómica.

En la Comunidad Valenciana, en Valencia, han sido cientos de personas las reunidas frente al Ayuntamiento luciendo banderas de España.

El Ayuntamiento de Castellón ha tenido que cerrar sus puertas porque algunos manifestantes han tratado de entrar al edificio después de que varias personas desplegaran desde el tejado una pancarta y lanzaran papeletas del referéndum del 1-O. Fuentes de la Policía Local han informado a Efe que se trataba de una manifestación "sin autorización".

A estas concentraciones se han sumado otras que han transcurrido sin incidentes en varias capitales, como Palma, Valencia, Zaragoza, Pamplona, Sevilla, Logroño, Santander, o Valladolid.

Artículos de la Constitución

En todas las concentraciones se han leído varios artículos de la Constitución "con los que están de acuerdo todas las sensibilidades políticas", según la organización.

Unas 4.000 personas, según datos de la Delegación del Gobierno, se han concentrado en Palma, en la plaza de Cort, para protestar contra el referéndum catalán, la "anexión de Baleares" al "proyecto golpista del separatismo catalán".

En Pamplona, en el Paseo de Sarasate, junto al monumento a los Fueros de Navarra y frente a la sede del Gobierno foral, varias docenas de personas han ondeado enseñas nacionales.

Cerca de un millar de personas se han dado cita frente al Ayuntamiento de Zaragoza, en esta protesta pacífica en la que los participantes han coreado lemas como "No somos ultras, somos españoles" mezclados con peticiones de dimisión contra el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, por su apoyo a la consulta.

En Sevilla, también miles de personas han salido a la calle con banderas españolas en una manifestación que se ha desarrollado sin incidentes desde su inicio en la Plaza Nueva.

Más de 5.500 personas se han concentrado en total en las nueve capitales de provincia de Castilla y León. La más numerosa fue la de la Plaza Mayor de Valladolid, con más de 2.000 personas según fuentes policiales.

Fotos