Liberada una menor en Madrid captada para ser explotada sexualmente

ATLAS

La Policía Nacional consiguió liberar en 2017 a 52 víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual gracias a las 1.645 comunicaciones de alerta

EUROPA PRESSMadrid

La Policía Nacional ha liberado en Madrid a una menor de edad captada a través de redes sociales por un ciudadano rumano, que simulaba una relación sentimental para luego aludir a la necesidad de obtener dinero para ambos y exigir a la menor que ejerciera la prostitución, un método conocido como lover boy.

En un comunicado, la Policía informó de que, en menos de 24 horas, pudo liberar a la menor y detener a su presunto captador por delitos de trata de seres humanos en grado de tentativa e inducción al abandono del domicilio familiar. Los agentes iniciaron las actuaciones tras recibir una llamada telefónica al servicio de atención a las víctimas de trata de un varón que aseguraba que un familiar suyo -la menor de 16 años- se había escapado de su domicilio donde vivía con su madre y su hermana.

Liberadas 52 víctimas de la trata en 2017 gracias a los avisos a la Policía

La Policía Nacional consiguió liberar en 2017 a 52 víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual gracias a las 1.645 comunicaciones alertando de estas situaciones que fueron recibidas a través de los canales de comunicación que se habilitaron para ello en 2013. Fruto de la información facilitada se desplegaron 11 operaciones policiales en las que fueron detenidas 58 personas y fueron liberadas 52 víctimas, cinco de ellas menores de edad.

De las 1.645 comunicaciones recibidas, 881 fueron al teléfono habilitado (900105090) y 764 al correo electrónico trata@policia.es, canales que son gestionados por agentes especializados y fueron activados para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia anónima y confidencial de este tipo de delitos.

Según los datos facilitados por el familiar de la chica a la Policía, esta podría hallarse en casa de su novio o amigo del que sabía que era de nacionalidad rumana y al que había conocido a través de las redes sociales. Los investigadores confirmaron la relación con ese chico, de 25 años, y que la menor estaba siendo forzada o coaccionada a abandonar el domicilio familiar en periodos de cuatro o cinco días por semana, tiempo en el que la madre de la menor desconocía su paradero y circunstancias de vida.

Según la Policía Nacional, a su regreso, la joven tan solo decía que había estado con su novio en Coslada (Madrid), sin dar ningún tipo de información sin autorización de su novio. En menos de un día, los agentes localizaron y liberaron a la chica y detuvieron al joven como presunto autor de un delito contra la trata de seres humanos en grado de tentativa e inducción al abandono del domicilio familiar.

Contenido Patrocinado

Fotos