Los Mossos acatarán las órdenes de la Fiscalía aunque no «comparten» que el Estado les «tutele»

Zoido. / Efe

Interior hace uso de la Ley de Fuerzas de Seguridad y coordinará a la policía catalana ante el 1-O, pero rechaza hablar de un mando único e insiste en la independencia del cuerpo en otras cuestiones

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Jefatura de los Mossos d'Esquadra ha informado a los agentes de la policía autonómica de la instrucción dada por la Fiscalía Superior de Cataluña en la que establece que será un alto cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad "el encargado de coordinar los dispositivos" para impedir el referéndum ilegal del 1-O. Una orden que, según aseguran, "cumplirán", aunque "no comparten" que una parte de la actividad de la policía autonómica sea "ordenada y tutelada" por un órgano que depende del Ministerio del Interior, razón por la cual los servicios jurídicos de la Conselleria de Interior se encuentran estudiando la instrucción para dar una respuesta jurídica.

Así se refleja en una comunicación interna de la Jefatura de los Mossos a los agentes, en la que se les informa de la instrucción dada por la Fiscalía catalana en una reunión celebrada esta mañana a los responsables de los tres cuerpos policiales, Mossos d'Esquadra, Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil. Concretamente, que sea el Ministerio del Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, quien coordine los planes de seguridad para todos los asuntos relacionados con el referéndum suspendido del 1 de octubre.

A pesar de no compartir la instrucción de la Fiscalía, la nota de la Jefatura de los Mossos es tajante, y recuerda que "el cuerpo, a lo largo de su historia, ha mostrado un respeto escrupuloso a las órdenes que le han llegado de jueces, tribunales y ministerio fiscal, posición que evidentemente seguiremos manteniendo". Y añade que "de la misma manera", la policía autonómica "ha mostrado un respeto escrupuloso a la dependencia gubernativa que emana del actual marco normativo".

Más información

Los jefes de los tres cuerpos policiales han sido requeridos en auxilio judicial a la luz de los acontecimientos acaecidos la pasada semana, durante la operación judicial 'Anubis', y ante la evidencia de que es preciso reforzar el dispositivo de prevención del delito y de mantenimiento del orden público, en aplicación del art. 38.2 de la Ley 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Según fuentes de Interior, esto no supone que se retire competencia alguna a los Mossos d'Esquadra, como tampoco se le retira a la Guardia Civil ni a la Policía Nacional. Simplemente se acuerda este mecanismo de coordinación que, en lo esencial, es similar al que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó para la instrucción de los atentados de Barcelona y Cambrils, una vez que los Mossos ejercieron inicialmente de Policía Judicial.

El elegido por el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para ser el director técnico del operativo será el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, hermano del expresidente del Tribunal Constitucional (Francisco Pérez de los Cobos) y asesor también en materia penitenciaria de Jorge Fernández Díaz (exministro del Interior).

Instrucción de la Fiscalía Superior de Cataluña. / R.C.

Una «extralimitación»

El mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, ha alegado durante la reunión que la "intervención de los Mossos" constituye una "extralimitación" porque el orden público en Cataluña está controlado. Además, ha argumentado que la coordinación de los cuerpos policiales no es una competencia de la Fiscalía, según informa la cadena TV3; todo ello, bajo la polémica generada a causa del artículo 38.2 de la Ley Orgánica 2/1986, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y que versa sobre las competencias de las policías autonómicas.

En su último párrafo dice que "el ejercicio de esta función corresponderá, con carácter prioritario, a los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas, sin perjuicio de la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando, bien a requerimiento de las Autoridades de la Comunidad Autónoma, o bien por decisión propia, lo estimen necesario las Autoridades estatales competentes". En este caso la Fiscalía Superior de Cataluña, que está subordinada a la Fiscalía General del Estado.

Un dispositivo sin precedentes

Interior dispondrá desde este miércoles, cuatro días antes del referéndum, de todos los efectivos movilizados por el Gobierno para el dispositivo sin precedentes ante el desafío independentista, según han informado fuentes policiales a la agencia de noticias Europa Press.

El Gobierno ha utilizado barcos para alojar a los agentes que integran el amplio dispositivo de seguridad, de unos 4.000 efectivos, que han sido desplazados de forma escalonada a Cataluña desde todos los puntos de España. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha calificado el desplazamiento de "proporcionado, razonable y discreto"; aunque no ha entrado en detalles operativos.

Zoido envió el pasado viernes una carta al consejero del Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, en la que se limitaba a informar del refuerzo policial -no especificaba número de agentes- para "apoyar a los Mossos en el mantenimiento del orden", aplicando para ello ese artículo 38.2 .

Fotos