La acusación del crimen de Zamora mantiene el intento de agresión sexual como móvil

Leticia Rosino, la joven asesinada en Castrogonzalo (Zamora). /
Leticia Rosino, la joven asesinada en Castrogonzalo (Zamora).

Mantiene que el ataque a la joven tuvo «una clara intencionalidad sexual», aunque luego no pudiera consumarse la violación, como se refleja en el informe forense preliminar

AGENCIASZamora

La acusación particular del crimen de Castrongonzalo (Zamora), por el que un menor está internado en un centro como presunto autor de los hechos, ha informado hoy de que mantiene el intento de agresión sexual a la víctima como móvil de la muerte, ocurrida el pasado 3 de mayo.

El abogado de la acusación particular, Miguel Ángel Martín Anero, que hoy se ha personado en la causa en representación de la familia de la víctima, ha declarado que mantiene que, supuestamente, el ataque a la mujer tuvo «una clara intencionalidad sexual», aunque luego no pudiera consumarse la violación. Por ello, ha sostenido que esa tesis es compatible con el informe preliminar del forense, que no ve indicios de que se produjera la agresión sexual, lo que no quiere decir que no se intentara, ha subrayado el abogado.

La otra teoría es que el chico de 16 años que se ha declarado autor confeso del crimen actuara motivado por un arrebato de ira a consecuencia de que horas antes su padre, al parecer, le había pegado, según consta en la instrucción. Al respecto, el letrado de la acusación ha subrayado que no se sostiene que si el enfado era contra el padre actuara tiempo después contra la víctima.

Además, el intento de agresión sexual como motivación quedaría reforzado por el hecho de que el adolescente forcejeó con la víctima hasta conseguir llevarla detrás de una pista deportiva mientras la tenía agarrada por detrás con el antebrazo por el cuello. Si la llevó hasta ese lugar era para que no fueran vistos desde el camino por el que transitaba la mujer, que habitualmente también era frecuentado por otros paseantes, según sostiene la acusación particular. Del mismo modo, ha basado su tesis en que el cuerpo sin vida de la víctima apareció sin unas mallas y sin prendas íntimas, por lo que Martín Anero está «plenamente convencido de que fue éste y no un ataque de ira» el móvil del crimen.

Leticia Rosino, de 32 años, desapareció el pasado 3 de mayo por la tarde, tras salir a pasear, como hacía habitualmente, por las afueras de Castrogonzalo, y su cuerpo sin vida fue encontrado de madrugada en un barranco próximo al río y a la planta de transferencia de residuos de la localidad. Por los hechos se detuvo como presunto autor a un chico de 16 años del municipio, que primero incriminó a su padre y luego confesó los hechos, por lo que el Juzgado de Menores de Zamora decretó su internamiento en un centro en régimen cerrado como medida cautelar hasta la celebración del juicio.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos