Iceta: «No haré presidente ni a Junqueras ni a Puigdemont»

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta./EFE
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta. / EFE

El líder del PSC cree que el 155 debería volver a aplicarse si el futuro gobierno catalán insiste en salirse de la legalidad

CRISTIAN REINOBarcelona

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha afirmado esta mañana que el PSC "no va a hacer presidente de la Generalitat ni a Oriol Junqueras ni a Carles Puigdemont". "No puedo hacer presidentes a quienes han cometido el mayor error de la política contemporánea", ellos son responsables de la actual situación de "desastre", ha asegurado el líder socialista.

Iceta considera, no obstante, que los líderes independentistas están regresando a la "legalidad y a la realidad". El PSC descarta investir a los líderes del ERC y el PDeCAT, pero en cambio asegura que a partir del 22-D todo el mundo deberá estar dispuesto a hacer "renuncias" y el acuerdo "transversal" dependerá, según el dirigente socialista, a lo proponga cada uno de los actores.

"No estoy por pactar con quiere romper, hay que superar la división, hay que buscar un acuerdo en el que estemos cómodos una gran mayoría de catalanes", ha dicho. Excluyendo, ha añadido, la fractura con el resto de España y el referéndum sobre la independencia, la línea roja del PSC. Iceta que aspira a la presidencia de la Generalitat asegura que formará gobierno con los que quieran buscar una solución acordada.

"No creo en los frentes, hay que buscar transversalidad, seamos ambiciosos", ha apuntado durante la presentación del libro ‘Iceta. El estratega del Partido Socialista’, escrito por el periodista Raúl Montilla (Ediciones B).

Iceta ha rechazado la oferta de Xavier García Albiol de formar un frente constitucionalista y se ha mostrado a favor de que se vuelva a aplicar el 155 si el futuro gobierno catalán insiste en moverse al margen de la legalidad. "Sea el que sea el resultado, el 155 debe dejar de funcionar", ha dicho. Sobre la ruptura del pacto con Barcelona en Comú en el Ayuntamiento de Barcelona, el dirigente socialista lo ha calificado de "error político grave", que me deja "muy triste".

Fotos