La Guardia Civil se quedará en el centro de datos de la Generalitat para impedir el recuento

Los agentes entran en el centro de datos. / Afp | Atlas

El Ejecutivo central da por anulado el voto telemático en el 1-O, tras el bloqueo de 29 aplicaciones y bases de datos del corazón informático del Gobierno autonómico

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Una decena de agentes de la Guardia Civil se quedará hasta el próximo lunes en el Centre Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTTI) de la Generalitat, en L'Hospitalet, para impedir que las infraestructuras y las bases de datos públicas sean usadas en el 1-O y, en particular, para la transimisión de datos sobre el recuento de la consulta ilegal.

Más información

Según fuentes de la investigación, los agentes tienen órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de hacer efectivo el bloqueo de 29 aplicaciones y bases de datos del Gobierno autonómico que eran susceptibles, según los expertos de Interior, de ser usadas para facilitar el voto telemático y el recuento de votos en el referéndum del domingo.

La magistrada del TSJC Mercedes Armas, que dirige la investigación para suspender los preparativos de la consulta, ordenado el viernes a la Generalitat que suspendiera los servicios informáticos que ha activado dentro de un plan para facilitar el voto telemático el 1-O, que se iba a materializar con una aplicación llamada 'evot'.

La noche del viernes los agentes se personaron en el CTTI para notificar las órdenes de la magistrada, pero, según responsables de la investigación, las aplicaciones y bases de datos que deberán estar inactivas hasta el próximo 3 de octubre, seguían funcionando esta mañana.

La magistrada ordenó la intervención tras tener conocimiento de que la Generalitat "tendría establecido un plan por el que, a través de una aplicación conocida como 'evot' se podrían contabilizar los votos en los colegios electorales y podría ser empleada para ejercitar el voto telemático".

El sindicato policial ve «normalidad»

El portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cosío, se ha referido a la situación que se vive en Cataluña en vísperas del 1-O afirmando que la sensación es "la propia de un evento como en el que nos encontramos". "La situación de los compañeros es de normalidad, como cualquier otro dispositivo que se realiza en cualquier parte del territorio nacional, bien sean unos Juegos Olímpicos o un partido de alto riesgo", ha declarado en declaraciones a Europa Press Televisión.

Sobre lo que pueda suceder el domingo, Cosío ha asegurado que no temen "en ningún caso" por la seguridad ciudadana, de la misma manera que no consideran que los desórdenes públicos puedan ir más allá de este tipo de manifestaciones. En cuanto a la labor que realizarán Policía, Guardia Civil y Mossos, el portavoz del SUP ha afirmado que su cometido será "el que se encomiende en función de como vayan evolucionando los acontecimientos".

"Nuestra labor es la de garantizar el libre ejercicio de derechos y libertades, siempre bajo la responsabilidad de que prime la seguridad de las personas y de los propios agentes, con esa premisa se desarrollará todo con normalidad y profesionalidad", ha finalizado.

Méndez de Vigo da por anulado el voto telemático

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha descrito tal bloqueo de telecomunicaciones como "un golpe asestado a la organización del referéndum ilegal" y, por ende, su anulación por el Estado de Derecho.

Méndez de Vigo, desde el Palacio de La Moncloa, ha declarado que el Ejecutivo central está siguiendo con detalle los acontecimientos en Cataluña la víspera del 1 de octubre; y también que la actuación de la Guardia Civil este sábado es un paso más para evitar las aspiraciones de los independentistas.

Mientras tanto el conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha dicho que el bloqueo afectará tanto a la administración como a la ciudadanía, ya que incluye paralizar el registro de la Generalitat: "El lunes y el martes la Generalitat no tendrá registro"; incluso ha advertido de que el bloqueo afectará el día a día de la población, pues no se podrán tramitar recursos.

"Es una muestra más de la desproporción por parte del Estado para intentar reprimir y que no se celebre el referéndum", ha asegurado en declaraciones, tras lamentar que se haya restringido el uso a aplicativos electrónicos diversos, como el censo de personas discapacitadas y el pago de tributos cedidos a la Generalitat, entre otros.

Fotos