Puigdemont establece una estructura estable de gobierno en el exilio

Carles Puigdemont./Afp
Carles Puigdemont. / Afp

El expresidente de la Generalitat no tira la toalla con la lista conjunta del soberanismo para el 21-D, a través de una agrupación de electores

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, anunció este jueves, a través de una carta abierta, la puesta en marcha desde Bruselas de una «estructura estable» para coordinar las acciones del Ejecutivo catalán en el exilio.

«El Gobierno legítimo de Cataluña», según se presenta a nivel internacional Puigdemont, tiene una doble misión en la capital comunitaria, a tenor de los planes esgrimidos por el dirigente nacionalista. La primera, tratar de mantener vivo el resultado del 27 de septiembre de 2015. A partir de ahí, su tarea pasa por denunciar ante la comunidad internacional a la justicia española por «su falta de imparcialidad y su voluntad de perseguir las ideas». Y pasa también por insistir en reafirmar la apuesta del independentismo catalán por el derecho a la autodeterminación.

La segunda misión del 'Govern en el exilio', según detalla Puigdemont, es «sostener la democracia». «Defenderlacomo ya ha sucedido en otros momentos de nuestra historia, cuando nos han visitado los del clan del 155 en forma de Primo de Rivera, general Franco o Felipe V», apuntó el exdirigente catalán, que se encuentra pendiente de que se resuelva la petición de extradición de la justicia española.

De cara a los próximos días y semanas, la hoja de ruta independentista, en opinión del expresidente catalán, consiste en «resistir, perseverar y continuar defendiéndose» contra los que han dado un «golpe de estado». El otro elemento central de la hoja de ruta que plantea el dirigente nacionalista desde Bruselas es exigir la liberación de los políticos catalanes que están encarcelados. «Por ellos y por otras personas que podemos seguir el camino de la prisión», dijo Puigdemont, que aplaudió la labor de los piquetes durante la jornada de huelga general del miércoles pasado, llamó a la ciudadanía a participar en la manifestación que la ANC y Ómnium han organizado para mañana.

El otro «reto para recuperar la plena democracia sin presos, sin venganzas, sin imposiciones y sin furia» son, a juicio del expresidente de la Generalitat, las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre. Todo el independentismo las critica, pero de momento casi todos -menos la CUP, que aún tiene que decidirse- avalan los comicios convocados por Mariano Rajoy.

Los planes de Puigdemont siguen siendo agotar todas las posibilidades para liderar una lista común del soberanismo. Una vez que la coalición de partidos secesionistas ya no es posible, porque ya se ha agotado el plazo de presentación de candidaturas, el expresidente de la Generalitat se agarra ahora a la posibilidad de que la lista unitaria pudiera crearse a partir de una agrupación de electores, que actúe como lista común del independentismo. Y para esa opción los plazos aún estás abiertos.

«Nos da tiempo»

Puigdemont propuso una gran lista de país, pero ERC y la CUP no quieren presentarse junto al PDeCAT. Sin embargo, sectores del independentismo insisten en esta lista unitaria. Por ello, el PDeCAT anunció ayer que ha trasladado de mañana al miércoles la aprobación de sus listas electorales. «Estamos convencidos de que el esfuerzo por una candidatura unitaria y de país valdrá la pena. Cambiamos fecha del consejo nacional y nos damos tiempo», afirmaron fuentes del partido.

El presidente cesado no quiere ser cabeza de cartel del PDeCAT, quiere serlo de una lista más amplia que incluya a exconsejeros encarcelados y a los presidentes de la ANC y Ómnium, también en prisión. Todo un órdago a ERC, que evita las alianzas y que no quiere hacer de salvador de sus socios (la sentencia del Palau está al caer) y en esta ocasión su objetivo es sustituir a los exconvergentes como fuerza hegemónica de Cataluña.

Esquerra, a diferencia de la exCDC celebrará este próximo sábado su consejo nacional y con toda probabilidad anunciará las listas, que estarán encabezadas por Oriol Junqueras y Marta Rovira. El secesionismo presionará no obstante a los republicanos. La ANC insistió ayer en unión de candidaturas. «Nuestra apuesta es que haya una lista unitaria. En todo caso, lo que consideramos prioritario es que las fuerzas partidarias de la república ganen las elecciones y amplíen la mayoría parlamentaria independentista» dijo la plataforma soberanista.

Fotos