Trapero es ovacionado al llegar a su comisaría tras declarar por sedición

Josep Lluís Trapero a su salida de la Audiencia Nacional. / Efe

Unos 400 agentes y trabajadores han aplaudido al mayor de los Mossos durante cuatro minutos | La Fiscalía pedirá ampliar su investigación por sedición

EFEBarcelona

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha sido ovacionado hoy durante cuatro minutos seguidos por unos 400 mandos, agentes y trabajadores del complejo central Egara al regresar a su puesto de trabajo un día después de declarar como investigado por sedición ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que como medida cautelar la retiró el pasaporte.

Trapero ha asegurado que el cuerpo autonómico siempre ha trabajado y lo seguirá haciendo con lealtad al Govern y a la autoridad judicial, "digan lo que digan".

"Siempre hemos trabajado con lealtad. Lealtad al Govern y lealtad a la autoridad judicial. Digan lo que digan es lo que hemos hecho siempre y es lo que continuaremos haciendo", ha indicado Trapero, en su breve e improvisado discurso, que los Mossos d'Esquadra han difundido en las redes sociales.

El mayor ha agradecido las muestras de apoyo de sus compañeros y ha reconocido que los actuales "no son momentos fáciles", sino "duros y desagradables", por lo que necesita un poco de tiempo para digerir" su situación, en la que ayer la juez le dejó en libertad pese a que la Fiscalía había pedido prisión incondicional.

Trapero ha animado a los mossos a continuar trabajando como han hecho "toda la vida", porque están construyendo "una de las mejores policías del mundo". "Siempre os he dicho que somos una herramienta para la gente, para hacer mejor la vida de la gente", ha indicado.

El mayor, que iba vestido con ropa informal de paisano, ha insistido que los Mossos d'Esquadra pretenden "proteger a la gente", para que los ciudadanos puedan tener "una vida digna y puedan desarrollar sus actividades con seguridad".

"Están siendo momentos duros y desagradables", ha reconocido Trapero, que ha animado a los mandos y agentes de los Mossos d'Esquadra a continuar trabajando con profesionalidad para hacer bien "y con dignidad" su trabajo.

"Es lo que os pido, os agradezco la actitud (de mostrarle hoy su apoyo públicamente) pero lo vuelvo a decir, lo que más me ayuda y lo que más ayuda al cuerpo es que volváis a vuestros puesto de trabajo y continuéis haciendo exactamente lo mismo que habéis estado haciendo hasta ahora. Es lo que pienso que dignifica al cuerpo y nos hace grandes", ha sostenido Trapero.

La Fiscalía pide ampliar la investigación por sedición

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitará ampliar la investigación por sedición sobre el asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre a los hechos ocurridos con motivo de la celebración del referéndum del 1-O, en la causa en la que está imputado el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero.

Según han informado fuentes fiscales, el ministerio público tiene previsto presentar un nuevo informe o bien ampliar la denuncia que tramita el juzgado de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, que ayer acordó el ingreso en prisión del líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez; y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

La titular de ese juzgado, Carmen Lamela, en contra del criterio del ministerio público que pidió prisión incondicional sin fianza, dejó ayer en libertad a Trapero, entre otros motivos, porque la Fiscalía no había ampliado su denuncia al 1-O después de que la Guardia Civil presentase un segundo atestado que le situaba como "el brazo ejecutor" del plan independentista.

En ese último atestado en el que se basaría la próxima iniciativa de la Fiscalía, el instituto armado menciona episodios en los que además de Trapero aparecen otras personas como su superior, el director de los Mossos, Pere Soler Campins, que podrían ser susceptibles de futuras imputaciones.

La Fiscalía tampoco descarta una nueva citación de Trapero como investigado en el caso de que haya nuevos motivos que hagan necesaria su declaración para esclarecer los hechos ocurridos con motivo del 1-O.

El ministerio público aún no tiene decidido si recurrirá el auto de libertad de Trapero al que, no obstante, se le impusieron como medidas cautelares comparecencias quincenales, la retirada del pasaporte y prohibición de salir de España y la fijación de una persona y un domicilio para estar localizable.

En su auto de ayer, la juez dejaba claro que la investigación se circunscribe hasta el momento a los acontecimientos ocurridos los días 20 y 21 de octubre durante el asedio a la Guardia Civil en la sede de la Consejería de Economía, ya que hasta la fecha son los únicos denunciados por la Fiscalía, "sin que hayan sido objeto de ampliación".

Señalaba además que la actuación de Trapero esos días "no aparece todavía suficientemente perfilada hasta el punto de poderle vincular en este momento a hechos tan graves como los que esos días sucedieron, sin perjuicio de lo que pueda determinarse en una fase más avanzada de la investigación".

Estrategia independentista

No obstante, la juez apreció en su auto que existen elementos que vinculan a Trapero con la estrategia independentista como es el contenido del documento EnfoCat hallado en el domicilio del 'número dos' de la Consejería de Economía, Josep Maria Jové Lladó, arrestado en la operación policial en la que se produjo el asedio.

Precisamente, la Fiscalía ha solicitado al juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que investiga los preparativos del referéndum, que le remita la declaración judicial que prestó Jové.

Lo que por el momento descarta la Fiscalía es pedir que se acumule en una sola causa la investigación que instruye ese juzgado y la abierta en la Audiencia Nacional por sedición y que por el momento cuenta con cuatro investigados, dos de ellos en prisión desde anoche.

Las fuentes también han indicado que el ministerio público informó a favor de las diligencias de investigación que solicitó la Guardia Civil a Lamela, entre ellas la investigación de los movimientos bancarios de ANC y Òmnium, si bien no han podido precisar si la juez ha decidido al respecto. Han descartado, eso sí, que la Fiscalía pida la imputación de dichas asociaciones soberanistas en tanto que las personas jurídicas no pueden ser investigadas por un delito de sedición.

Fotos