La Fiscalía ordena a los Mossos precintar los colegios electorales antes del sábado

También dispone que no haya urnas a menos de 100 metros de los centros

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El fiscal jefe de Cataluña, José María Romero de Tejada, vuelve a movilizar a los Mossos d'Esquadra contra el referéndum. Un día después de ordenarles identificar a los responsables de los colegios electorales, Romero ha ordenado al cuerpo autonómico que proceda a precintar todos los centros escolares de Cataluña que iban a ser usados como centros electorales tan pronto como sea posible.

Fuentes del dispositivo apuntan a que esta medida se podría llevar a cabo a última hora de la tarde del viernes, cuando los niños se marcharan a casa para no volver hasta el lunes. En cualquier caso deberá estar completada el sábado. El Ministerio Público y el Ministerio del Interior ya tienen en su poder el listado de centros escolares que iban a ser usados en la consulta.

Más información

Responsables de la seguridad del Estado apuntan a que se trata de entre 2.600 y 2.700 escuelas. La Fiscalía también ha dispuesto la prohibición de que haya urnas a menos de cien metros de los colegios electorales. Los Mossos, según la instrucción, tendrán que garantizar que los colegios están vacíos desde el sábado a las 21 horas del domingo.

Las órdenes responsabilizan a los Mossos de mantener intactos los precintos durante ese periodo de tiempo, de denunciar a las personas que rompan esos cordones y de incautarse de cualquier material electoral que haya en su interior.

La Fiscalía de Cataluña, además, invita a los Mossos a "requerir el auxilio y colaboración de las policías locales" para controlar los colegios electorales. Estas órdenes van a ser trasladadas oficialmente al ‘major’ de los Mossos, Josep Lluís Trapero, en la reunión de coordinación a la que acudirá este miércoles con el jefe de la Fiscalía de Cataluña.

«Con identificación de los responsables»

La instrucción de la Fiscalía, dirigida al mayor de los Mossos, obliga textualmente a la policía autonómica al "precintado de los locales o establecimientos que han sido o sean designados como puntos de votación para los actos del 1 de octubre, desalojando, en su caso a las personas que hubiera en el lugar destinado a la votación, con identificación de los responsables y participantes en la ocupación, incautando los efectos instrumentos destinados a facilitar la votación, especialmente urnas, equipos informáticos, papeletas y documentación o propaganda electoral".

El Ministerio Público deja claro que el "precintado debe ser visible y efectivo, utilizando materiales que garanticen la inviolabilidad del sellado y un cartel que se advierta de la responsabilidad penal en la que se incurriría en caso de violentar el precinto". Tanto el precintado como el "eventual desalojo" del colegio deberán completarse "antes del día 30 de septiembre".

Serán también los Mossos los encargados de la "vigilancia de la integridad de los precintos, desde su ejecución material hasta las 21 horas del 1 de octubre" y serán ellos los que informen a la Fiscalía la posible ruptura de los cordones y de reponerlos en el caso de sean violentados.

Fotos