España lidera la operación contra el tráfico de personas en el Mediterráneo

María Dolores de Cospedal, durante la ceremonia en la que España ha asumido el mando de la Operación Sophia. / Efe

Por vez primera el EMAD asume el mando de la misión de la UE y coordinará las unidades navales y aéreas

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El Estado Mayor de la Defensa (EMAD), dependiente del Ministerio de Defensa, liderará a partir de este viernes el mando de la ‘Operación Sophia’, que se lanzó el 22 de junio de 2015 con el objetivo de identificar, capturar y deshacerse de los medios que usen o se sospeche que utilicen los contrabandistas y los traficantes de inmigrantes en el Mediterráneo.

El mando militar español dirigirá el Cuartel General de la fuerza, es decir, la coordinación táctica de las unidades navales y aéreas participantes en la operación, con la presencia del buque ‘Cantabria’. La sede operacional continuará estando en Roma, pero la Armada se encargará de liderar la operación en el mar.

El BAC ‘Cantabria’ cuenta una dotación de 168 personas, un Equipo Operativo de Seguridad de 11 más y una Unidad Aérea Embarcada con un helicóptero y 12 personas. Además, 15 marinos se dedicarán a la coordinación táctica de una operación en la que participan 25 países y 2.380 personas. Su misión va encaminada a mejorar la seguridad en el mar y en el interior, en Libia sobre todo, para combatir el tráfico de personas en el Mediterráneo.

España también aporta un destacamento del Ejército del Aire en la base aérea de Sigonella (Italia), consistente en un avión D-4 VIGMA de patrulla marítima y un contingente de aproximadamente 40 militares.

Buque de aprovisionamiento de combate 'Cantabria'. / Armada

Casi 40.000 rescatados

Durante la cumbre de ministros de Defensa celebrada en abril en Malta, Italia pidió a los 25 países que participan en la ‘Operación Sophia’ (20 ponen personal militar y cuatro dinero para la formación de guardacostas libios) que aportasen un buque de mando para poder relevar a los suyos. España, según aseguró el Ministerio de Defensa, fue el «único país» que dio un «paso al frente» ante este reto, ofreciéndose a liderar esta operación.

Gracias a esta operación, hasta el 10 de enero de 2017 un total de 101 sospechosos de tráfico ilegal han sido arrestados por las autoridades italianas y 372 embarcaciones han sido neutralizadas, evitando que pudieran ser reutilizadas por los traficantes de personas. Asimismo, se han llevado a cabo 306 intervenciones en el marco de las operaciones de embargo de armas.

Además, las unidades de la operación de la UE han rescatado en dos años a 39.660 personas, de las cuales 31.171 eran hombres, 5.926 mujeres, 2.537 niños y 26 bebés.

Fotos