Escapan dos presos de la prisión asturiana de Villabona

Cárcel de Villabona. /
Cárcel de Villabona.

Los dos presos estaban recluidos en el régimen de semilibertad

RAMÓN MÚÑIZ

Dos presos de la cárcel asturiana de Villabona han dejado el centro en las últimas horas y se encuentran en paradero desconocido. Ambos reos estaban destinados al Centro de Inserción Social (CIS), en régimen de semilibertad, un sistema donde las medidas de seguridad se relajan para ir preparando al reo para su cercana salida de prisión

El primero en evadirse aprovechó que la puerta estaba en ese momento abierta para mover los carros de la comida. Su compañero en cambio tenía permiso para estar fuera del centro durante el día, con la obligación de regresar a las 20.30 horas. Este miércoles, pasada esa hora, no se presentó al centro, por lo que se dio aviso a las autoridades de su incumplimiento.

Las fuentes penitenciarias consultadas indican que "nada hacía suponer que iban a escaparse". El que no regresó a su hora cumplía condena el próximo mes de marzo, salía de permiso con frecuencia, y el martes mismo volvió de uno de ellos. Su compañero tuvo su último permiso en junio y era habitual que pudiera salir también los fines de semana.

Al haber incumplido las medidas que tenían asignadas, el centro penitenciario ha puesto en conocimiento la situación al Juzgado de Llanera. El primer caso se tramita como una evasión, mientras el segundo sería un no reingreso, por lo que hay que aclarar los motivos del mismo antes de darlo como un delito de quebrantamiento.

Recta final de las condenas

Las fuentes penitenciarias consultadas subrayan precisamente que la actitud de los dos presos en rebeldía les expone ahora a ser considerados como autores de ese nuevo delito, perjudicando su horizonte procesal justo cuando estaban en la recta final de cumplir con sus condenas. Según algunas versiones, los dos reos lo serían por delitos no relacionados con el homicidio ni similares.

Que los presos no regresen al terminar un permiso o aprovechando las condiciones del CIS no es del todo infrecuente. En su última memoria la Fiscalía detallaba que en 2015 se produjeron 19 quebrantamientos "correspondientes tanto a las salidas desde los módulos como a las que lo fueron desde el CIS".

Es el mismo volumen de presos que tratan de evadirse de las medidas de internamiento que tienen asignadas que en 2014. "En todo caso, nos movemos dentro de unos límites normales y aceptables, teniendo en cuenta la ingente cantidad de salidas al exterior que se producen (además de los permisos de segundo grado, están los del tercer grado, salidas a trabajar, etcétera)", recalcaba el fiscal de vigilancia penitenciaria.

Contenido Patrocinado

Fotos