Detenido en Madrid el presunto autor del atropello mortal de su mujer en la A-5 en Toledo

Imagen de la autovía A-5. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

El cuerpo de la víctima, de 30 años, fue hallado el pasado sábado 24 de marzo en una cuneta

COLPISA / AGENCIASToledo

El presunto asesino de su mujer en la cuneta de la autovía A-5, a la altura de Santa Cruz del Retamar (Toledo) y que presuntamente también intentó atropellar al cuñado de ella, ha sido detenido en Madrid, según han confirmado a Europa Press fuentes de Delegación de Gobierno de Castilla-La Mancha. Dos personas más han sido arrestadas por encubrimiento.

Los hechos ocurrrieron el sábado 24 de marzo, y el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrijos (Toledo) abrió diligencias previas para investigar el hallazgo del cadáver.

Se trataba de una mujer de unos 30 años cuyo cuerpo sin vida apareció en el kilómetro 56. Al parecer la mujer y su pareja residían en la capital. Fuentes de la investigación indicaron que la Guardia Civil catalogó el caso de violencia de género por un homicidio doloso, ya que fue la pareja de la chica quien la habría atropellado de forma voluntario.

Volvían de fiesta

El propio cuñado del presunto asesino explicó la pasada semana en declaraciones a Antena 3 cómo ocurrieron los hechos, acontecidos el pasado sábado. Todo comenzó, según sus propias palabras, cuando el presunto homicida, la víctima, su hermana y su cuñado (todos de etnia gitana) volvían en coche de una fiesta. Entonces comenzó a insultarla de diversas formas. La hermana de la fallecida le recriminó sus palabras y, en ese momento, siempre según el testimonio del cuñado, comenzó a intentar que discutieran entre ellas. «Nos enfrentaba a todos para que acabáramos malamente», ha señalado.

El cuñado, «que no podía aguantar más», le pidió reiteradamente que parara el coche y los dejara. El plan era llamar a otro de sus familiares para que viniera a por ellos. Finalmente, el presunto homicida accedió a parar el coche. La víctima se bajó en primer lugar sin que diera tiempo al resto de los ocupantes del vehículo para salir del coche.

Esta circunstancia la aprovechó el supuesto asesino para atropellarla hasta en tres ocasiones, según su cuñado. «No pensábamos que la fuera a atropellar, pensábamos que la iba a dejar allí», cuenta este hombre, quien a continuación narra que se tiró del coche en marcha. Ahí se habría producido el intento de atropello contra él, dándole con una puerta abierta en el costado. De hecho, su brazo derecho está escayolado al completo.

Por otra parte, el cuñado ha explicado que en el transcurso del viaje, antes del atropello, la conducción del presunto homicida fue «muy agresiva»: «Iba a 130 kilómetros por hora y quiso estrellarnos contra la mediana, nos quedamos a medio metro». En otro momento, asegura que lo agarró violentamente de la mandíbula y le dijo: «Lo que tienes que hacer es regañar a tu mujer».

«Quería matarla»

También ha hecho declaraciones la madre de la víctima, quien ha contado que su hija tenía tres hijos, uno de ellos una niña de seis años. «La niña no quería ir a ningún sitio con su padre, para ella es un demonio», ha afirmado la mujer.

En este sentido, ha dicho que la relación de la víctima con el supuesto asesino era «muy mala». Por ejemplo, ha relatado varios episodios en los que ella se refugiaba en su casa materna pero él acudía «llorando de rodillas para que volviera con él». «Yo le decía que ese llanto era falso, que quería matarla», reseña la madre.

Así, ha contado que una vez la víctima salió corriendo por una zona de campo en torno a las 06 horas de la mañana porque el supuesto asesino le puso un cuchillo en el cuello. Todo ello mientras la mujer llevaba en brazos a su hija de seis años. También ha añadido que «hace ocho o nueve años» el agresor disparó a uno de sus sobrinos.

Contenido Patrocinado

Fotos