Detenido un médico de Valencia en una operación contra la pornografía infantil

El sospechoso, que también ejerce como profesor universitario, fue arrestado por la Guardia Civil por poseer y compartir el material pedófilo

J. MARTÍNEZ y J. A. MARRAHÍ

Una operación de la Guardia Civil a nivel nacional se ha saldado con la detención de un médico de Valencia acusado de poseer y compartir pornografía infantil. El facultativo es también profesor universitario y quedó en libertad a la espera de juicio después de ser interrogado.

El presunto pedófilo fue arrestado el pasado jueves por agentes de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia en el transcurso de una investigación contra la pornografía infantil. La operación también se ha llevado a cabo en otras provincias de España, donde los agentes arrestaron a más personas que compartían imágenes sexuales de menores.

Como es habitual en las investigaciones de este tipo, los especialistas de la Guardia Civil siguieron el rastro de una serie de archivos de pornografía infantil, imágenes que estaban siendo compartidas entre varios usuarios a través de programas de intercambio de archivos en internet.

El siguiente paso fue la identificación de todos los implicados a partir del denominado IP, el equivalente a la matrícula de un ordenador conectado a internet y que deja un rastro informático que se puede seguir. Gracias a la colaboración de las empresas proveedoras de conexión a internet, los agentes averiguaron el domicilio e identidad de los presuntos pedófilos, y así la Guardia Civil pudo llegar hasta ellos para detenerlos, registrar sus domicilios e intervenir las imágenes de pornografía infantil.

En el caso del profesor universitario arrestado en Valencia, la Guardia Civil comprobó que se trataba de un médico que ejerce en un hospital de Valencia. Los agentes intervinieron su ordenador y comprobaron que almacenaba fotos y vídeos de contenido pedófilo.

Los investigadores atribuyen al profesional sanitario delitos de posesión y distribución de este material ilegal, pero por el momento no hay indicios de que lo produjera, es decir, que grabara o fotografiara directamente a los menores que aparecen en las imágenes confiscadas.

Según los balances de Unicef y el Ministerio de Sanidad, el número de menores víctimas de delitos sexuales se ha disparado en la Comunitat Valenciana. Durante el año pasado, 769 menores de 18 años fueron víctimas de delitos contra la libertad sexual en nuestra región, cifra que lleva tres años en aumento. En el caso de la pornografía infantil resulta muy complicado identificar a los menores que aparecen en las imágenes, pues la producción y distribución de material pedófilo se suele iniciar en países con una legislación más blanda en esta materia.

Contenido Patrocinado

Fotos