Cinco policías resultan heridos leves en nuevos disturbios en Lavapiés

Cinco policías resultan heridos leves en nuevos disturbios en Lavapiés

Los incidentes se han producido durante una manifestación en recuerdo al mantero muerto el jueves

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Cinco policías municipales resultaron heridos leves este miércoles durante un rebrote de los disturbios en el barrio madrileño de Lavapiés. Los incidentes, en la plaza que da nombre al barrio, se produjeron de manera paralela a la manifestación, que se desarrolló sin incidentes, en recuerdo del mantero senegalés Mame Mbaye, muerto la pasada semana y cuyo fallecimiento ya provocó varios incidentes graves la noche del jueves y la mañana del viernes tras difundirse el bulo de que había fallecido a manos de los policías locales.

Los altercados, según fuentes policiales, comenzaron a las 17:00 horas después de que dos agentes requieran la documentación a un inmigrante. Fue entonces, siempre según estas fuentes, cuando un grupo de subsharianos comenzó a lanzar a los policías cascotes de una obra cercana, sillas y papeleras. Los atacados tuvieron que pedir refuerzos a las unidades de control de masas de la Policía Local (Unidades de Apoyo a la Seguridad, UAS) y otros efectivos de distritos cercanos, aunque no hizo falta la intervención de las Unidades de Intervención (UIP, antidisturbios) de la Policía Nacional. A las 19:00 horas, la situación en el barrio de Lavapiés había vuelto a la normalidad

Uno de la agentes resultó herido en un ojo, otro recibió un puñetazo en la cara por parte de un inmigrante y un tercero fue alcanzado por una papelera.

Solo hubo un detenido por los incidentes, el subsahariano que en principio se negó a identificarse y cuya resistencia desencadenó el altercado. Según la Policía, este senegalés profirió graves amenazas a los agentes.

La manifestación en recuerdo de Mbaye y contra el racismo, que acabó en la céntrica Puerta del Sol, discurrió con normalidad y sin ningún tumulto.

«Cierta tensión»

Desde los disturbios de la noche del pasado jueves y la mañana del viernes, Lavapiés había vivido en una «situación de tranquilidad», aunque de cierta tensión, según explican fuentes del despliegue policial municipal en la zona, reforzado en los últimos días.

Los servicios de información de la Policía Nacional también siguen muy de cerca los movimientos de los grupos antisistema en el barrio. Los investigadores tienen constancia de que buena parte de los incidentes de la pasada semana fueron obras de grupúscolos violentos del sur de Madrid, muy conocidos para la Brigada de Información.

Contenido Patrocinado

Fotos