Los comerciantes rechazan la propuesta de despenalizar el 'top manta' ya que afectaría a 100.000 empleos

Un vendedor ambulante ofrece copias ilegales de discos compactos. /Caetano Barreira (Reuters)
Un vendedor ambulante ofrece copias ilegales de discos compactos. / Caetano Barreira (Reuters)

La Confederación Española de Comercio y la Confederación de Comercio Especializado de Madrid en que esta regulación solo serviría para seguir alimentando a las mafias

EUROPA PRESS

La Confederación Española de Comercio (CEC) y la Confederación de Comercio Especializado de Madrid (COCEM) han expresado su rechazo «absoluto y contundente» a la propuesta de Podemos de despenalizar el llamado 'top manta', ya que podría afectar a más de 100.000 puestos de trabajo en el conjunto del sector del comercio en toda España.

Más información

«La legalización de este tipo de venta implicaría una desigualdad de condiciones frente al comercio minorista, ya que éste está sujeto a multitud de regulaciones legales, obligaciones fiscales y laborales que no se cumplirían en el caso de la venta de productos a través del 'top manta'», han señalado. A su juicio, esta medida supondría despenalizar la venta ilícita de productos que en su mayor parte son falsificaciones, productos que además no pasan ningún tipo de controles de calidad y seguridad, afectando «seriamente» los intereses y garantías de los consumidores.

Por último, desde ambas asociaciones de comerciantes se incide en que esta regulación solo serviría para seguir alimentando a las mafias que están detrás de este negocio ilícito, «perpetuando la desprotección jurídica que implican y generando un efecto llamada que a su vez generalizaría la venta ambulante ilegal».

Desde la CEC y COCEM se insiste una vez más en apoyar la venta ambulante, siempre que ésta se realice dentro de los marcos de las regulaciones establecidas y de la legalidad, como es el caso de los puestos que forman parte de los mercadillos autorizados por las ordenanzas de los distintos municipios. Por el contrario, según señalan, todo el proceso de la venta ambulante ilegal o 'top manta', desde la fabricación de los productos hasta su comercialización, se realiza en el ámbito de la economía sumergida, y por tanto «no sólo no debería legalizarse esta actividad, sino que debería plantearse su eliminación».

Contenido Patrocinado

Fotos