¿Qué les espera a los refugiados del 'Aquarius'?

¿Qué les espera a los refugiados del 'Aquarius'?

Las 629 personas que viajan en el barco podrán acogerse al régimen de refugiados por la «excepcionalidad y emergencia» en que se encuentran

ISAAC ASENJOMadrid

La travesía es larga y aún no se sabe con certeza cuándo llegará el 'Aquarius' a España aunque se espera para este fin de semana si las condiciones del mar lo permiten. Y en el tintero hay muchas dudas por responder y muchas cuestiones que resolver. La primera era si serían tratados como inmigrantes o refugiados. Porque no es lo mismo pisar suelo español de una forma que de otra. Lo determinarán las causas que hayan motivado la huída al Mediterráneo y el lugar de procedencia. La mayor parte de las 629 personas que viajana en el buque son ciudadanos subsaharianos rescatados de pateras a la deriva y tras la calificación de España como «crisis humanitaria», los inmigrantes tendrán la consideración de refugiados. Lo confirmó el Gobierno, por lo que ninguno de lo migrantes sería ingresado en un Centro de Internamiento de Inmigrantes (CIE) -instalaciones donde se les interna hasta 60 días para proceder a su devolución al país de origen-.

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra ha señalado tras presidir la comisión que coordina la acogida, que la Delegación del Gobierno «ha dejado muy claro que se iba a aplicar el criterio de excepcionalidad que permite dar un estatus de refugiado y de persona que es acogida» dada la «excepcionalidad y emergencia» de la situación, al margen de que después individualmente cada persona pueda tener motivos de asilo o refugio.

Cabe destacar que no reciben ninguna ayuda automática al pisar suelo español, y las que existen requieren unos requisitos mínimos y unos trámites. «El primer paso es proceder a su identificación, si esta no es posible, se le considera como apátrida y se le documenta para tener acceso a una situación legal y residencia legal, siempre que se demuestre su carencia de nacionalidad», declara en conversación telefónica Luis de la Vega , abogado de Legálitas.

El servicio de asesoría jurídica plantea varias claves de cuáles serán los pasos jurídicos para los inmigrantes que van a ser acogidos en España. «Cuando una persona, entra en territorio español, mediante puesto fronterizo, lo primero que se le requiere, es si tiene o no documentación, si la tiene, se le filia y en caso contrario también, se le pone traductor jurado, se le toma declaración en referencia por el motivo de su viaje, una vez que se ha procedido con este trámite, esta persona puede solicitar el asilo político, si se ha determinado su nacionalidad, se pone en contacto las autoridades españolas con las autoridades de su país para comunicarle esta circunstancia», explica Legálitas.

Según la ley española, estos migrantes tienen entre tres y seis meses para tramitar una solicitud de asilo -a fin de que no sean expulsados ni devueltos a sus Estados de origen-. España dispone de un Sistema de Acogida e Integración (SAI) que permite que el demandante permanezca entre seis y nueve meses en un centro o piso de acogida. Allí su nivel de protección es adecuado ya que «reciben ayuda económica que luego se prolonga hasta 18 meses que pueden llegar a 24 en caso de personas especialmente vulnerables», explica Jose Javier Sánchez Espona, subdirector para migraciones de Cruz Roja.

Cabe señalar que entre 2007 y 2016 las personas refugiadas en España representaron el 1,22% del total de solicitantes de la Unión Europea. Entre 2011 y 2016 el país acogió a 11.165 refugiados sirios, el 0,16% de todos los que han salido del país durante la guerra. Los solicitantes en España proceden de más de 120 países, y las principales nacionalidades son la siria (26%), ucraniana (16%) y venezolana (11%).

Como refugiados - las personas que están a bordo del 'Aquarius' - tienen derecho al alojamiento sin supervisión y reciben una asignación simbólica económica para cubrir sus gastos básicos.

Si todos entran por razones humanitarias y se descarta la apertura de expedientes de devolución -aplicados generalmente a aquellas personas interceptadas intentando entrar en España por fronteras no habilitadas-, habrá que estudiar posteriormente quienes cumplen requisitos para optar a la protección internacional -solicitantes de asilo/refugiados-, protección subsidiaria -familiares de los anteriores-, o reciben un permiso por razones humanitarias por haber sido, por ejemplo, víctimas de trata con fines de explotación sexual, o por tener enfermedades que requieren tratamiento en España, entre otros motivos.

¿Cómo serán distribuidos y dónde vivirán?

«No hay nada claro todavía. La distribución corresponde al Ministerio de Trabajo (que lidera actualmente Magdalena Valerio) y dependerá de la disponibilidad de plazas existentes», responde Cruz Roja. En un primer momento podrían ser alojados en el Puerto de Valencia o incluso en el Ayuntamiento, coordinado con la Generalitat.

De Trabajo dependen los Centros de Acogida de Refugiados - pisos o centros preparados para el alojamiento reservados para albergar a personas asiladas, en los que tienen liberdad de movimiento para salir y entrar cuando consideren. Están destinados a prestar alojamiento, manutención y asistencia psicosocial urgente y primaria, así como otros servicios sociales encaminados a facilitar la convivencia e integrar en la comunidad a las personas que solicitan asilo en España u obtengan la condición de refugiado o desplazado en España y que carezcan de medios económicos para atender a sus necesidades y a las de su familia, según recoge el Portal de Inmigración.«Allí los refugiados suelen participar en programas de integración donde reciben una ayuda los seis primeros meses para posteriormente alojarse en pisos donde reciben ayuda de alquiler y finalmente valerse por sí mismos como cualquier residente», cuentan en Cruz Roja.

En el caso de los menores no acompañados, estos podrían ser entregados a familias de acogida. Serán tratados como cualquier menor desamparado a la espera de buscar una solución a largo plazo.

«El tema de los menores extranjeros no acompañados pasa a estar en dependencia de la consejería de familia y bienestar social de la Comunidad Autónoma dándole refugio documentación e internándoles en centros que ejercerán sobre ellos la guarda de estas hasta que sean mayores de edad», apunta Legálitas.

Un total de 200 ayuntamientos españoles han trasladado su disposición a acoger a parte de los más de 600 migrantes que viajan rumbo a España a bordo del buque 'Aquarius', después de que este lunes el Ejecutivo de Pedro Sánchez ofreciese el puerto de Valencia para recibirlos tras el rechazo de Italia y de Malta.

Solicitud de asilo político

El procedimiento para la solicitud de asilo político y protección internacional se encuentra regulado en la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, en concreto en el artículo 21.

La solicitud se inicia y formaliza, con la asistencia de intérprete y letrado, solicitando los hechos y circunstancias de su solicitud, después se instruye e informa a Acnur, teniendo que resolver las autoridades competentes en el plazo de 96 horas desde su formalización. Si no se resuelve se admite a trámite, si la resolución es desfavorable tiene 2 días para hacer un rexamen, y en 48 horas se decide si es admitida a trámite y si no se le devuelve al país de procedencia. La admisión a trámite de una solicitud de asilo lleva aparejada la entrega de documentación al solicitante que le permite de forma temporal residir y trabajar en España hasta que se resuelva su expediente de concesión o no de la condición de refugiado.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos