Crimen de Diana Quer

El Chicle, cara a cara con la 'cadena perpetua'

José Enrique Abuin Grey, 'El chicle', es trasladado por un agente de la Guardia Civil tras su detención./Lavandeira jr | EFE
José Enrique Abuin Grey, 'El chicle', es trasladado por un agente de la Guardia Civil tras su detención. / Lavandeira jr | EFE

El monstruo de Rianxo, homicida confeso de Diana Quer, podría ser condenado a prisión permanente revisable si hubiese pruebas de agresión sexual, pero, sobre todo, si para cuando haya sentencia del caso este castigo sigue vigente, ya que está en trámites de ser eliminado del Código Penal

ROCÍO MENDOZAMadrid

El crimen de Diana Quer devuelve a la actualidad la polémica 'cadena perpetua española', o dicho en términos técnico-jurídicos correctos, la prisión permanente revisable. La Justicia podría hoy día imponer este castigo máximo al homicida confeso de la joven, José Enrique Abuin, ya en prisión preventiva. Pero nadie puede asegurar que cuando haya un juicio y una sentencia por este caso el castigo pueda ser aplicado.

La razón no es otra que la reforma que incluyó en 2015 la prisión permanente revisable en el Código Penal está ahora en trámites de ser derogada: ningún partido político, salvo el PP que la promovió, está de acuerdo con ella y la presión ejercida en el Parlamento logró que en octubre del pasado 2017 se iniciaran los trámites para eliminar esta reforma del Código Penal español. Además, también fue recurrida ante el Constitucional con el argumento de que atenta contra los principos de la Carta Magna, como los reflejados en su artículo 10, que defiende «la dignidad de los seres humanos», o el 15, que habla de «penas inhumanas, o tratos crueles o degradantes» Aún se espera su fallo a este respecto. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) también la considera inconstitucional porque colisiona con el artículo 25, donde se establece que las penas privativas de libertad se han de orientar a la reeducación y reinserción social.

El monstruo de Rianxo, como ha calificado su propia madre a Abuin, podría hoy día ser condenado a esta pena si los forenses e investigadores consiguen pruebas de que, además de matar a Diana Quer y ocultar su cadáver lastrado con bloques de hormigón en un pozo durante más de un año, la agredió sexualmente. Si hubo o no un delito de cáracter sexual en este caso no es un mero dato relativo al morbo que pueda suscitar el caso ni al amarillismo que erróneamente algunos atribuyen a los medios. Si hubo o no violación es un detalle clave de la investigación porque, de haberlo, el castigo para Abuin podría cambiar sustancialmente.

Revisable, pero sobre el papel

El texto del Código Penal de 2015 plantea que la pena de prisión se revisa a los 25 o a los 35 años de su cumplimiento, de forma que un recluso puede pasar toda su vida en la cárcel. De ahí que los detractores de la medida aprobada por el PP en solitario hace algo más de dos años la llame «cadena perpetua a la española», aunque no tenga un carácter definitivo sobre el papel.

En cuanto a los delitos se podrá condenar a prisión permanente revisable, entre otros, casos de crímenes de especial gravedad (como los de terrorismo), cuando las víctimas sean especialmente vulnerables (como los niños) o que sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual (después de una violación), como este caso. De ahí la importancia capital que tiene conocer si hubo un móvil sexual en el crimen de Diana Quer. 'El Chicle', apodo del homicida confeso, se juega la llamada 'cadena perpetua española'. Y a no ser que él confiese en la sala de un Tribunal que lo hizo, o lo hace ante la Guardia Civil en nuevas diligencias -hasta ahora los investigadores aseguran que no lo ha hecho-, o las pruebas forenses logren aclarar sin lugar a dudas este término, se libraría de ella. Pero no sólo por eso.

Como se citaba anteriormente, también hay que tener en cuenta que la reforma que lo llevaría a prisión permanente está en trámites de ser derogada.

Aún en vigor

Este caso reaviva el debate entorno al severo castigo, sobre todo, porque se plantea la posibilidad de que ya no exista cuando haya una sentencia del caso Diana Quer. ¿Cuándo sucederá esto? Aún no se sabe. Consultado por este diario, el Ministerio de Justicia ha explicado que, efectivamente, la derogación de este artículo del CP «se trata de una iniciativa que se encuentra en trámite parlamentario». Lo que significa que «la norma continúa en vigor».

La única vez que ha sido aplicada en España fue en julio de este año contra el parricida de Moraña (Pontevedra), que reconoció haber matado a sus hijas de 4 y 9 años con una sierra radial sin que se le moviese ni una pestaña durante el juicio. Tres meses después, en octubre, se inició el trámite para su derogación en el Congreso después de que el Pleno lo apoyase por mayoría (162 votos a favor, 129 en contra y 31 abstenciones), a propuesta del Pnv.

A partir de esta realidad el juego es de tiempos. El tiempo que permanezca la derogación en trámite parlamentario, en combinación con el tiempo que tarde el Tribunal Constitucional en resolver el recurso interpuesto contra ella, en contraposición al tiempo que tarde la instrucción judicial del caso, la celebración un juicio de la Audiencia gallega, la emisión de una sentencia de los jueces de este tribunal y hasta la resolución de eventuales recuros que ante el Supremo puedan interponer contra este fallo. porque en estos procesos influyen muchos factores diferentes y variables. Seguro al letrado de Abui no se le ha escapado la importancia de este juego de tiempos.

Qué dice el texto del Código Penal

La lista de delitos para los que está prevista la pena de prisión permanente revisable es cerrada. Los tribunales podrán aplicarla en algunos tipos gravados de asesinatos:

– Cuando la víctima sea menor de 16 años o se trate de una persona especialmente vulnerable (140.1.1ª)

– Cuando sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual (art. 140.1.2ª)

– En los múltiples (art. 140.2)

– En los cometidos por miembros de una organización criminal (art. 140.1. 3ª)

– Delitos contra la Corona (art. 485.1).

– Delitos contra el Derecho de Gentes.

– Delitos de genocidio (art. 607).

– Delitos de lesa humanidad (art. 607 bis 2.1).

La pena de prisión permanente revisable conlleva el cumplimiento íntegro de la pena de privación de libertad durante un periodo de tiempo que oscila entre los veinticinco y los treinta y cinco años, dependiendo de que la condena sea por uno o varios delitos, o de que se trate de delitos terroristas.

Contenido Patrocinado

Fotos