Una casera quema la vivienda de sus inquilinos porque los quería echar para realquilar el piso

Imagen de la cocina de la vivienda, calcinada./R. Q.
Imagen de la cocina de la vivienda, calcinada. / R. Q.

Las víctimas, una pareja granadina, se habían trasladado a Ibiza para trabajar durante la temporada

JOSÉ R. VILLALBAGranada

José y su pareja solían marchar a Ibiza para trabajar durante la temporada pero tras vivir la peor pesadilla de sus vidas se vieron obligados a regresar a Granada el pasado mes de agosto de 2017. «Nunca imaginamos que nos hubiera podido pasar algo así», confiesa este joven de 27 años. Su casera quemó la vivienda que ellos tenían alquilada en la isla con la intención de que se marcharan de allí para realquilarla y así aumentar la rentabilidad de la misma.

La propietaria prendió fuego y el inmueble quedó calcinado por completo. Hay un vídeo donde se ve perfectamente a esta mujer, de unos cincuenta años, prendiendo fuego en el interior. Los inquilinos fueron lo suficientemente precavidos para dejar una cámara encendida en el interior, ya que temían que esta mujer cometiera cualquier desaguisado y posteriormente los culpara a ellos.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Ibiza ordenó su ingreso en prisión el pasado mes de abril de 2017. El fiscal acusa a esta mujer de un delito de «incendio con peligro para las personas y contra la integridad física», tal y como viene recogido en la citación para la celebración del juicio previsto para el próximo 7 de junio en el Juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza. «Nosotros hemos reclamado una indemnización porque el fuego arrasó con todas nuestras pertenencias y enseres que habíamos adquirido con nuestro dinero», apunta el denunciante.

El día del incendio, 24 de marzo de 2017, la casera estaba dentro de la vivienda y necesitó ser evacuada por los bomberos. La pareja granadina había acordado con ella, solo de palabra, dar de alta la luz y agua de un piso que ella tenía cerrado en Ibiza, así como comprar enseres necesarios de cocina para que pudieran habitarla. A cambio acordó verbalmente cobrarles casi 600 euros por el piso.

1.500 euros por una habitación

La pareja granadina marchó a Ibiza. Dio de alta la luz, el agua, compró una nevera, la vajilla y todo lo necesario para vivir en ese piso. La mujer se personó en la casa dos semanas después de la llegada de sus inquilinos. Ocupó una de sus habitaciones y decidió alquilarles solo un dormitorio por 1.500 euros, a lo cual se negaron los inquilinos. A partir de ese momento, la convivencia en aquel domicilio se convirtió en un infierno.

«La policía pudo ver gracias a un vídeo cómo generaba cinco focos de fuego»

«Hemos presentado siete u ocho denuncias contra ella, por amenazas de muerte, porque una vez nos quiso envenenar tras rociar la vajilla con insecticida. En otra ocasión nos cortó la conexión a Internet, por la noche hacía ruidos para que no pudiéramos descansar y aquello era una pesadilla», apunta el denunciante, que muestra cada una de las denuncias presentadas.

«Quería que pagáramos 1.500 euros por una habitación, más de lo que yo cobraba»

Justo el día de antes del incendio la denunciaron por coacciones y la Policía Local de Ibiza se personó en la vivienda. Delante de los agentes se mostró muy agresiva y lanzó una maleta a otro inquilino al que ya le había alquilado otro dormitorio. El golpe le originó lesiones en la espalda. Los agentes se la llevaron detenida, pasó la noche en los calabozos y al día siguiente quedó libre. Un día después, le prendió fuego a la vivienda.

Piso embargado

El 20 de marzo, cuatro días antes del incendio, personal de un juzgado de Ibiza acudió a esta vivienda para informar a los inquilinos de que ese piso estaba embargado y no podía ser ocupado. Por aquel entonces, la casera ya tenía otro dormitorio alquilado de la vivienda. Con el nuevo inquilino también tuvo un cruce de denuncias por coacciones.

«Nosotros nos temíamos lo peor y por eso dejamos una cámara encendida en la vivienda. La suerte es que gracias a ese vídeo la policía pudo ver como esta mujer generó cinco focos de fuego en el interior de la vivienda», comenta el denunciante. El informe de policía científica detalla cómo «en las imágenes se aprecia» a esta mujer «generando uno de los focos del incendio y después un segundo» y así «hasta cinco». La denunciada resultó herida en este siniestro y cuando recibió el alta en el hospital, un mes después, fue detenida y posteriormente enviada a prisión.

El edificio donde ocurrió el siniestro fue evacuado por los bomberos y la Policía Local de Ibiza. No hubo más heridos. «Nosotros acabábamos de salir de la vivienda y perdimos todas nuestras pertenencias. Nuestra intención era permanecer en esa casa durante todo el año por el importe de alquiler acordado en un principio, por eso nos llevamos mucha ropa, el ordenador y otras pertenencias», explica la víctima, mientras espera el juicio del 7 de junio.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos