Aznar reclama a Rajoy elecciones si se ve «incapaz» de actuar en Cataluña

El expresidente del Gobierno José María Aznar. / Efe

La fundación de preside, FAES, pide al Gobierno emplear «todos los instrumentos constitucionales» con o sin el apoyo del PSOE

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

“Amicus Plato, amicior veritas”. Con esta introducción FAES advierte al Gobierno de que lealtad no es sinónimo de silencio e interviene en el debate sobre Cataluña. La fundación que preside José María Aznar, desvinculada ya del PP, reclama a Mariano Rajoy emplear “todos los instrumentos constitucionales” para restituir la legalidad, abandonar “la inacción” y no caer en “cálculos de oportunidad, eficacia y coste”. O, de lo contrario, convocar elecciones generales. “Si no encontrara el ánimo para hacerlo o hubiera de reconocer su incapacidad, entonces debería otorgar a los españoles la posibilidad de decidir qué gobierno, con qué propuesta y con qué apoyo electoral se deberá hacer frente a esta coyuntura crítica para España”, exige en un análisis.

Aznar, que se ha mantenido hasta ahora en un discreto segundo plano, toma así la palabra a través de un escrito con la firma de su fundación y llama a no “insistir en los errores ni un minuto más”. Errores, a su entender, “de diagnóstico y de gobierno” que han “impedido establecer una estrategia eficaz y temprana” para frenar el empuje del secesionismo; pero también “de opinión”. “Sin saber por qué, se ha exhibido una rara combinación de triunfalismo y banalización de lo que ocurría en Cataluña mientras el 'procès' avanzaba”, censura.

El PP defiende el liderazgo de Rajoy

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha respondido este jueves al expresidente José María Aznar que no conviene actuar "en caliente" sino con "inteligencia" y "prudencia" pero también "firmeza" ante la crisis abierta en Cataluña y ha llamado a apoyar al Gobierno "sin fisuras".

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, Maíllo se ha referido así a un editorial de la fundación FAES en la que se emplaza al Ejecutivo del PP a actuar ya ante el "ataque frontal" a la ley y a la democracia del presidente catalán, Carles Puigdemont, y no permanecer en la "inacción".

El dirigente 'popular' ha subrayado que tanto Rajoy como su Ejecutivo son "plenamente conscientes" de la preocupación que existe en la sociedad respecto a la situación en Cataluña tras el referéndum del pasado domingo, tal y como lo corrobora el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Ahora bien, ha querido dejar claro que Rajoy "está cumpliendo" con sus obligaciones institucionales, "no ahora, desde hace muchísimo tiempo" y, como muestra, ha enumerado algunas de las medidas que ha puesto en marcha en este sentido en los últimos años.

Así, ha recordado que fue el PP el que modificó la Ley del Tribunal Constitucional para que pudieran ejecutarse sus resoluciones y que desde 2014 lleva presentando recursos ante el Alto Tribunal contra las proposiciones de ley o dictámenes aprobados por el Parlament.

A ello se suma, ha proseguido, que la justicia está actuando, que el expresidente catalán Artur Mas y el que fuera su portavoz Francesc Homs están inhabilitados por incumplir la ley y que el referéndum el pasado 1-O fue una "farsa" y una "pantomima", como así lo ha avalado la Junta Electoral Central (JEC).

"El presidente del Gobierno está cumpliendo con sus obligaciones ordinarias y normales, y tiene no sólo el ánimo sino el compromiso de seguir haciéndolo", ha aseverado el dirigente 'popular, quien ha hecho hincapié en que Rajoy es "garantía" de la unidad de España.

Por ello, Maíllo ha insistido en que ante el desafío secesionista catalán "no se deben ni se pueden tomar decisiones en caliente", sino que debe actuarse desde la "prudencia" y la "tranquilidad", pero también desde la "firmeza". "No conviene actuar con estrés", ha apostillado.

A juicio del 'número tres' del PP, lo que ahora se necesita es "unidad" frente a la crisis catalana y apoyo "sin fisuras" y confianza hacia el Gobierno, que está actuando con "inteligencia" y "eficacia".

En todo este tiempo, además, entiende la organización de Aznar que han confluido “secesionistas, populistas antisistema y revisionistas de la Transición”, en un grupo conformado por Esquerra, CUP y Podemos -a los que en ningún caso cita- y al que se sumó la burguesía, “en otro tiempo catalanista”, del PDeCAT. Mientras tanto, el expresidente del Gobierno reprocha “una asombrosa falta de comprensión de las dinámicas nacionalistas” y advierte de que, aunque las agendas de las distintas formaciones soberanistas difieran, les une “la pulsión enfermiza de excluir mediante su demonización a la representación política del centro derecha español, que representa mayoritariamente el PP”.

En este contexto, FAES muestra su preocupación por la “dramática sensación de abandono institucional” que sufren los catalanes no independentistas y sostiene que la nación española “de nuevo en una hora crítica y ante un inocultable vacío, ha encontrado en la Corona su mejor intérprete, sensibilidad y aliento”. Siendo así, reclama al Gobierno actuar con o sin el respaldo político de los principales partidos; no permitir que la búsqueda de esa unidad retarde el cumplimiento del mandato constitucional del Gobierno. Un referencia indirecta a la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna que permite la intervención de la autonomía.

“No es posible declarar muerta la democracia en Cataluña y no hacer nada que rebase el umbral de lo retórico para reducir a cero la capacidad de acción de los verdaderos responsables de ese crimen”, critica a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al tiempo que recuerda que esos responsables “continúan desarrollando sin mayor obstáculo su actividad ordinaria”.

Fotos