ETA ensalza a sus terroristas en un comunicado y evita cualquier alusión a sus víctimas

La dirigente de Sortu Miren Zabaleta en un homenaje al etarra fallecido Xabier Rey. /Efe
La dirigente de Sortu Miren Zabaleta en un homenaje al etarra fallecido Xabier Rey. / Efe

El escrito con motivo del Aberri Eguna asegura que «el proceso de debate» sobre su desmovilización «está a punto de concluir»

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

El comunicado hecho público por ETA con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria) es una apología de sus terroristas, a los que ensalza, al tiempo que evita cualquier referencia a las víctimas o al dolor causado por la banda. Este documento se hace público en un momento en el que la organización está a punto de anunciar su «desmovilización» -el término empleado para no utilizar la palabra disolución-. Según el texto, este proceso está en fase de debate «y a punto de concluir».

Todo el comunicado de la banda es un mensaje de ánimo y reconocimiento a los miembros de la banda, «a los caídos en la lucha (...) y también a quienes se han ido en silencio». «A todos debemos el esfuerzo hecho por abrir la puerta de la libertad. De aquí en adelante también seguirán trabajando y luchando por la libertad de Euskal Herria», agregan .

La alusión a los militantes de la organización se produce en un momento muy concreto, en el que la banda intenta gestionar la situación de sus 300 presos, tras haber abandonado la reclamación de la amnistía y haber dejado su situación en manos de sus propias iniciativas individuales. En este sentido, la banda dedica gran parte de su escrito a Xabier Rey, un preso condenado a 26 años por formar parte de un comando en Navarra que se suicidó en la cárcel el pasado 7 de marzo. «Su recuerdo nos dará fuerza para hacer frente a la injusticia», afirman.

Gernika y Franco

El documento realiza un repaso histórico por la historia de la banda que comienza por la figura de Txabi Etxebarrieta, el etarra responsable del primer asesinato de ETA tras haber matado en junio de 1968 al guardia civil José Pardines y que posteriormente falleció en un tiroteo. Además, al repasar su historia se remonta al bombardeo de Gernika y, tras citar la dictadura franquista, se arroga el haber encendido los rescoldos de la lucha desde las cenizas de la villa bombardeada. En todo el recorrido por sus años de existencia evita cualquier referencia a las víctimas o a las muertes causadas.

Con respecto a su inminente desaparición, la banda no ofrece ningún dato más allá de que se encuentra en fase de debate y que éste va a concluir en breve. ETA recuerda el desarme unilateral llevado a cabo el 8 de abril y afirma que pudo realizarlo «pese a las trabas y trampas de fuerzas policiales y servicios secretos». Según diversas fuentes, la desmovilización se producirá antes del verano.

Zoido: «Haga lo que haga ETA, el relato de lo ocurrido no tiene alternativas»

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado que «haga lo que haga ETA, el relato de lo ocurrido en España no da lugar a alternativas». Según fuentes de la lucha antiterrorista, la banda terrorista ETA tiene decidida ya su disolución y está a la espera del momento propicio para anunciar esa decisión e intentar rentabilizarlo propagandísticamente.

Con el objetivo de «evitar que los estragos causados por el terrorismo se repitan» y para «lograr una empatía entre víctimas y estudiantes», el ministerio del Interior anunció el proyecto educativo 'Memoria y prevención del terrorismo', que ha dado ya «sus primeros pasos», según indica este Departamento.

Se trata de la Unidad Didáctica sobre el Terrorismo en España, elaborada por Interior y Educación, Cultura y Deporte, el Centro Memorial y la Fundación Víctimas del Terrorismo, y cuyo resumen ya tienen las Consejerías de Educación de la Comunidad de Madrid, La Rioja y Castilla y León. El objetivo es que el proyecto educativo esté implantado en toda España durante el próximo curso, dentro de la asignatura Geografía e Historia para alumnos de 4º de la ESO. Con esta Unidad, estudiarán qué es el terrorismo y su evolución en España durante la dictadura franquista, la transición y la democracia.

«Las víctimas del terrorismo tienen derecho a que se les respete y derecho a que defendamos que jamás puedan ser humilladas», ha indicado Zoido, que dice que una de las «prioridades» es «que sean las víctimas quienes se sitúen en el centro del relato, para que las generaciones venideras puedan saber bien qué es lo que pasó» en España «y nadie pueda equivocarse».

Contenido Patrocinado

Fotos