La Guardia Civil confirma que el cadáver hallado en el embalse de Arbón es el de Paz Fernández Borrego

La Guardia Civil, en la zona donde apareció el cadáver. / David. S. Fuente/Atlas

El cuerpo sin vida de la gijonesa, desaparecida desde el 13 de febrero, fue encontrado flotando por un remero donde confluyen los ríos Acebal, la Serrería y Navia

OLAYA SUÁREZ / DAVID S. FUENTE

Los peores augurios se cumplían a las 3 de la tarde de hoy cuando un hombre que practicaba remo en el embalse de Arbón, en el concejo de Villayón, encontraba el cadáver de una mujer de mediana edad. La Guardia Civil ha confirmado que se trata de Paz Fernández Borrego, la gijonesa de 43 años desaparecida en Navia.

Según ha podido saber EL COMERCIO, el cuerpo localizado llevaba puesto un vestido negro, la misma ropa que sus allegados apuntaron que llevaba cuando se le perdió la pista.

El ciudadano localizó los restos mortales alrededor de las 15.30 horas en la zona de las embarcaderos del embalse, más conocida como la variante de Arbón, donde confluyen los ríos Acebal, la Serrería y Navia. Rápidamente alertó a los servicios de emergencia del macabro hallazgo, lo que movilizó hasta la zona a numerosos agentes de la Guardia Civil. Hasta la zona también se trasladó un equipo del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), para recuperar el cadáver, que se encontraba en una zona de difícil acceso. Los restos mortales de la fallecida fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Oviedo con el objetivo de practicarle la autopsia que determine las causas concretas de la muerte. Las investigaciones corren a cargo de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo.

Más información

Los familiares y amigos de Paz Fernández Borrego aseguran encontrarse «en shock» una vez conocido el trágico desenlace. En las últimas horas habían difundido un mensaje a través de las redes sociales solicitando voluntarios para realizar durante el próximo fin de semana batidas por la zona de Navia en la que fue vista por última vez. El cadáver fue encontrado a unos doce kilómetros de donde estaba aparcado el coche.

«Desaparición inquietante»

Desde el momento en el que los familiares alertaron de su desaparición, las fuerzas de seguridad indicaron que se trataba de una «desaparición inquietante». Paz llegó esa tarde en su coche a Navia, una zona que visita con frecuencia y en la que tenía numerosas amistades. Reservó habitación para una noche en un céntrico hostal de la calle San Francisco y salió. Nada más se supo de ella. Su perro, de nombre 'Bronco', un yorkshire que siempre la acompañaba, apareció vagando a la mañana siguiente por la misma calle del hostal. Llevaba collar, pero no la correa. El coche de la gijonesa fue localizado en las inmediaciones del hospital de Jarrio, a unos dos kilómetros de donde debería haber pasado la noche Paz Fernández Borrego.

Al no poder ponerse en contacto con la mujer, su hermana viajó al día siguiente hasta Navia. Fue allí donde interpuso la denuncia por la desaparición en el cuartel de la Guardia Civil. Únicamente se pudo llevar de vuelta a Gijón al perro, del que se había hecho cargo la protectora de animales del Occidente después de que la policía municipal alertase de la aparición del animal en el casco urbano.

Paz Fernández Borrego, la mujer desaparecida en Navia.
Paz Fernández Borrego, la mujer desaparecida en Navia. / E.C.

Tres desaparecidas en un mes

La coincidencia de las tres desapariciones en Asturias (Paz Fernández Borrego, en Navia; Lorena Torre, en Gijón; y Concepción Barbeira, en Castrillón) ha generado una cierta psicosis entre la ciudadanía, alimentada por comentarios en torno a supuestos secuestros y asaltos.

«Hay unos señores de unos 40 años haciéndose pasar por policías en Asturias, paran a señoras que estén solas y les hacen salir del coche diciéndoles que les tienen que hacer una especie de control y luego las meten en un coche. Máxima difusión, ya ha desaparecidas». La Guardia Civil ha desmentido a través de las redes sociales los bulos suscitados en los últimos días a raíz de la desaparición de las tres mujeres en Navia, Castrillón y Gijón. Las fuerzas de seguridad reiteraron que «no se ha encontrado hasta el momento ningún indicio que permita relacionar a las tres mujeres entre sí o que haga sospechar que sus desapariciones hayan sido forzadas y no voluntarias».

Temas

Navia

Contenido Patrocinado

Fotos